Publicidad

JAÉN.- Vecinos del barrio de Las Fuentezuelas han protestado hoy en la puerta del centro social después de que el Ayuntamiento de Jaén haya cedido el uso del Centro Social a la Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Jaén (Fejidif) con el fin de que puedan compartir la utilización de estas instalaciones municipales. La asociación de vecinos Fuente del Árbol denuncia que ha producido  «un desahucio» del Centro Social ya que han dejado fuera a las más de 300 personas que asistían a cursos y actividades en dichas instalaciones. El presidente de la asociación de vecinos, Enrique Ramírez, ha indicado que lo hecho por el consistorio, en concreto la concejal de Asuntos Sociales, Reyes Chamorro, ha sido desvestir a un santo para vestir a otro.

El PSOE, por su parte, ha reclamado hoy  al PP en la reunión del Patronato de Asuntos Sociales una solución “sin agravios”. El concejal socialista en el Ayuntamiento de Jaén, Rafael Latorre, explica que el equipo de gobierno del PP ha llevado hoy a la reunión del Patronato el convenio con Fejidif “ya cerrado, sobre el que no cabían añadidos de la oposición”, lo que ha motivado su rechazo en bloque. “Y además un acuerdo que no contempla una solución para la asociación de vecinos, sino que redunda en un agravio innecesario y genera un clima de discordia gratuito entre dos grandes entidades que vertebran el movimiento asociativo de Jaén, cada una en su ámbito”. Así, conmina a todas las partes “a sentarse a la mesa” y dialogar para que haya una solución adecuada. Y eso es lo que hemos pedido hoy en la reunión del Patronato. “No se puede echar a pelear o dinamitar el movimiento asociativo cuando lo que hacen es sumar voluntades por esta ciudad con mucho esfuerzo”.