Publicidad

JAÉN-. Este martes a partir de las 21:00 horas tendrá lugar el encuentro de Copa del Rey en el 1º de Mayo que enfrentará como local al Fútbol Sala Talavera y al Atlético Mengíbar a partido único. La importancia de este partido es doble pues de pasar la ronda, cualquiera de los dos equipos se enfrentaría a un equipo de primera, de local, y a partido único, como ya ocurriera el año pasado cuando el equipo rojillo se enfrentó a ElPozo Murcia tras quedar exento de jugar la primera ronda por sorteo. Será la tercera participación del equipo mengibeño en esta competición, donde hasta el momento no ha conseguido ninguna victoria tras las derrotas contra ElPozo y Plásticos Cartagena en años anteriores. Además se da la dificultad añadida de que el viaje es entre semana y pese a que se tiene en cuenta la ubicación geográfica de los equipos, la distancia es bastante considerable. Así opinaba  Miguelao sobre el partido de Copa tras la buena actuación realizada en Noia donde marcó dos goles: «El encuentro lo afronto con muchas ganas e ilusión, el año pasado pasamos exentos la 1ª ronda de Copa y después tuvimos la suerte de recibir en casa a todo un ElPozo de Murcia. Este año debemos ganar a Talavera para acceder a esa 2ª ronda que supondría recibir en casa a un equipo de 1ª división, lo cual significa mucho para nosotros y para el club, además de un regalo para la afición que seguro tiene muchas ganas de ello.

Aunque sabe de la dificultad de jugar una eliminatoria a un partido único y, además como visitante. «Estos partidos son muy complicados porque te enfrentas a un rival, que aunque es de inferior categoría, tienen mucho nivel y están en copa por méritos propios. Siempre es difícil jugar fuera de casa, pero más aún si es entre semana y vienes de jugar en Galicia hace un par de días, donde el viaje pesa mucho. Pero no hay excusas, ellos estarán extra motivados ante su afición y nosotros tenemos que salir muy concentrados e igualarles en intensidad e ilusión para poder traernos la victoria». Miguelao, también, ha realizado una valoración personal de lo que se lleva de temporada. «A nivel personal, mis sensaciones son las mismas cada año. Intentar seguir disfrutando del futbol sala en cada entrenamiento y en cada partido, trabajar duro para ayudar lo máximo posible al equipo a conseguir los objetivos y por supuesto también hacer disfrutar a toda la afición que baja a animarnos y apoyarnos cada fin de semana», ha concluido.