Publicidad

El arraigo de Internet en la sociedad actual ha conseguido que actividades que antes parecían lejanas o difíciles de realizar pasen a formar parte de la vida cotidiana. Dentro de estas situaciones podemos situar a las apuestas deportivas, cuyo auge ha hecho que apostar sea tan sencillo como utilizar el comparador de apuestas de openodds.com, pero ¿conocemos el funcionamiento de una apuesta deportiva?

¿Qué es una apuesta deportiva?

Podemos definir a una apuesta deportiva como una actividad en la que se intenta predecir el resultado de un evento deportivo. Las apuestas surgieron pioneramente en el Reino Unido con las carreras de caballos y las de galgos. Luego el boxeo cogió el testigo en Estados Unidos, hasta que en el año 2002, con la incursión de Internet, se expandieron a todos los deportes y lugares del mundo.

¿Qué son las cuotas?

Cada uno de estos eventos tiene fijada una cuota inicial que puede ir variando dependiendo de la tendencia de las apuestas. Las cuotas son el dinero que paga cada casa de apuestas por cada uno de los eventos por los que te permite apostar. Por ejemplo, si en un derbi Real Madrid contra Barcelona, la cuota a la victoria del Real Madrid es 2,1, el apostante recibirá, si acierta, 2,1 euros por euro apostado. Es decir, si confió en que el equipo local ganaba y decidió invertir 10 euros, obtendría en su cuenta 21 euros.

Es necesario incidir que las cuotas con mayores guarismos no tienen que corresponder a las mejores para apostar por ellas. El cálculo de las cuotas se realiza teniendo en cuenta muchos factores que intentan establecer quién es el favorito.

En el caso anterior, quizás la cuota de la victoria del Barcelona se pagara con un valor similar a la del Real Madrid, pero si el partido fuera Real Madrid contra Leganés, la cuota de la victoria en casa del equipo blanco sería muy corta (1,1) y la del equipo visitante muy alta (9,0). Es decir, aunque apostando a la victoria del Leganés se podría ganar mucho más dinero, la realidad es que la probabilidad de que ese resultado ocurra es mucho menor. El objetivo es lograr un equilibrio entre la cuota y la posibilidad de acertar la apuesta.

¿Apostar con corazón o con cabeza?

Para realizar apuestas deportivas a través de Internet, es necesario desprenderse de los colores y los sentimientos. En general, muchas personas se inician en esta actividad para apostar por su equipo favorito. Si tu equipo preferido es uno de los punteros, puede que la suerte acompañe en alguna de las apuestas, pero no siempre es el caso. Otro de los casos habituales es tener una corazonada y apostar a un resultado sin un análisis claro. De nuevo, puede salir bien, pero lo normal es que se pierda más dinero del que se gana.