Publicidad

JAÉN.- Ecologistas en Acción Jaén después de unos fatídicos días, observando como miles de peces morían en el río, ha conseguido trasladar su preocupación a la sociedad jiennense y a las distintas administraciones públicas, tras la mala gestión que en cierta manera se está haciendo en ríos y arroyos. Ecologistas en Acción ha venido trasladando su preocupación a Confederación Hidrográfica del Guadalquivir en varias ocasiones. Ya en el mes de abril comunicó su inquietud a través de un escrito en el que se advertía al responsable de Confederación. en Jaén, de la inexistencia de agua en algunos tramos del río Guadalbullón, presumiblemente con motivo del excesivo consumo de agua de las comunidades de regantes para el riego de olivar, llenado de balsas de riego y el desvío a las acequias del riego propio de huertas de las vegas. Para esta formación, la sobreexplotación sin control, motiva la perdida de agua en el río, llegando a perder el caudal mínimo ecológico que sin lugar a dudas, es el que salvaguarda la vida de la fauna y la vegetación de los ríos y arroyos cuando la sequía es tan pertinaz como está siendo este año. Señalan que la administración competente hizo caso omiso de la denuncia, por lo cual ha ocurrido lo esperado. Miles de peces perecen en estos días en los lechos de los ríos por falta de agua, y en algunos casos por agua en muy mal estado. «La denuncia y nuestra preocupación se puso en conocimiento de la Delegación Provincial de Medio Ambiente, la cual se puso manos a la obra y ha conseguido trasladar varios cientos de barbos a otros lugares cercanos donde queda algo de agua, lo cual agradecemos enormemente. Queremos ensalzar especialmente la acción de los agentes forestales que han colaborado en esta plausible acción», señalan.