Publicidad

JAÉN.- Ecologistas en Acción Jaén valora muy positivamente lo que desde hace algunos años se viene defendiendo en pro de la recuperación del Paraje de los Cañones de Río Frío o Eliche. Desde el  colectivo defienden el Proyecto de Intervención de los Cañones de Río Frío que el Ayuntamiento de Jaén redactó en 2014. Como dicho proyecto sólo abarcaba la mitad del total del recorrido de la zona recreativa y tenía importantes carencias, Ecologistas decidió realizar diversas propuestas para la mejora del mismo y su ampliación posterior con objeto de obtener un área de recreo y baño accesible y adaptada a todos los colectivos, especialmente a personas con movilidad reducida. Estas propuestas fueron presentadas públicamente a principios de 2015 y mediante reuniones con todos los grupos políticos del Ayuntamiento y con FEJIDIF, que la acogió con mucha ilusión. Sin embargo, desde el colectivo están muy preocupados, a raiz de las últimas noticias aparecidas en la prensa, ya que no creen que este espacio deba tener unas excesivas instalaciones deportivas, que la conviertan en una especie de “parque de aventura” pensando únicamente en atraer masas de gente. Así mismo, Ecologistas está  en total desacuerdo con habilitar todo el cañón hasta Los Villares, como se está expresando en estas últimas fechas por parte de algunos colectivos de la ciudad. «Creemos que no son conocedores de los valores ecológicos y patrimoniales de la parte superior del cañón, que deber ser preservados como legado para las futuras generaciones venideras. Queremos que se recupere este paraje sobre todo para el uso y disfrute de la ciudadanía, pero también estamos convencidos de que el patrimonio natural no debe ser una moneda de cambio ni puede ser la panacea para cualquier tipo de turismo. No es fácil equilibrar el turismo y la conservación del Patrimonio Natural y Cultural. Nuestras propuestas siempre han ido enfocadas en lo relativo a la preservación del patrimonio natural y cultural, apoyo a la economía local y convertir este área recreativa en un referente de accesibilidad en la naturaleza con una zona de baño legalizada y adaptada a todas las personas», señalan.