Publicidad

JAÉN.- El Ayuntamiento de Mancha Real no perderá ojo de las decisiones que tomen Junta de Andalucía y Diputación sobre el proyecto de un mirador acristalado en el Puerto de Las Palomas, vistas las trabas que desde la Consejería de Medio Ambiente se han ido poniendo para un proyecto prácticamente idéntico para Mancha Real. Desde el Ayuntamiento se quiere dejar bien claro que no se trata de oponerse a la propuesta de la Asociación de Empresarios Turísticos de la zona, sino de que tanto desde Junta como Diputación, no se use una doble vara de medir en función del color político del Ayuntamiento. La construcción de un Mirador acristalado, para realzar las vistas al Mar de Olivos de Jaén desde el monte Peña del Águila fue una propuesta que el Ayuntamiento elevó a Pleno este mismo año, para su financiación a través de los Planes Provinciales y la propuesta tuvo que ser retirada por las reticencias de la Delegación de Medio Ambiente, tras la visita del Delegado a la zona.

Desde la Corporación Municipal se entiende que se trata de un proyecto ambicioso y creativo que puede suponer un revulsivo para dinamizar el sector turístico local y, por lo tanto, se pide a las Administraciones competentes que actúen con el mismo criterio para los dos proyectos y que si se da luz verde al del P.N. de Cazorla, se dejen de poner trabas al de Mancha Real. Este Ayuntamiento no quiere que Mancha Real tenga un trato de favor por parte de las Administraciones supramunicipales, pero tampoco tolerará un trato discriminatorio hacia la ciudad por cuestiones de estrategia política, ya que si se admite el proyecto de Cazorla y se sigue obstaculizando el de Mancha Real, van a tener que explicar muy bien porqué en un monte que no está dentro del Parque de Sierra Mágina no se considera medioambientalmente sostenible un proyecto como este y si se considera sostenible en pleno corazón del Parque Natural.

Desde el Ayuntamiento se ha constatado que, de un tiempo a esta parte, tanto la Diputación como la Junta se han vuelto tremendamente eficaces a la hora de poner trabas y obstaculizar proyectos en Mancha Real y misteriosamente insolventes a la hora de aportar soluciones. Esta situación lleva a sospechar que existe una utilización partidista de las instituciones, la cual provoca que los ciudadanos y ciudadanas de Mancha Real paguen las consecuencias de ese uso discrecional de las administraciones. Por ello, desde este Ayuntamiento se va a monitorizar cada paso que se dé al respecto de la iniciativa y denunciará cualquier indicio de agravio comparativo entre ambos miradores, entendiendo que ambos proyectos son perfectamente compatibles y han de culminar como un revulsivo para la atracción turística para cada una de las respectivas zonas.  Asimismo, desde el Ayuntamiento se tiende la mano tanto a los promotores de este ilusionante proyecto de Cazorla como a las instituciones competentes, para facilitar todos los detalles técnicos que precisen para construir el citado mirador, pues es un proyecto que entraña cierta complejidad, pero que Mancha Real ya tiene muy avanzado pues la previsión era tenerlo construido en el presente ejercicio y solo se ha visto frenado por las trabas interpuestas desde la Delegación de Medio Ambiente.