Publicidad

BANNER-NUEVO-VOLVO-CON-FECHAS-ACTUALIZADAS

hora-jaen-javier-lacarra-motor-y-sportEl segmento de los vehículos híbridos y eléctricos cada vez toma más auge y fuerza. No hay ninguna duda que las marcas están destinando buena parte de sus recursos en la investigación y fabricación de nuevos modelos ecológicos y más ahorradores y de menores tasas de emisiones. Es la tendencia, lo que demanda el público y el planeta. Dentro de este espectro de marcas que incorporan este tipo de vehículos se enciende Hyundai y lo hace con su Ioniq Hybrid con tres variantes mecánicas: Híbrido, eléctrico e híbrido enchufable llegando escalonadamente a sus concesionarios. HoraJaén, en exclusiva somete al Hyundadi Ioniq Hybrid cedido por Jácaras Motor S.A. Se trata de una unidad convencional, con una mecánica que combina un motor de gasolina y otro eléctrico. Se trata de una configuración más que conocida dentro del mundillo de los híbridos pero que,  como se puede ver en el test realizado, presenta alguna diferencias respeto a sus rivales más directos.

DISEÑO AERODINÁMICO.

La estética del Ioniq no pasará desapercibida. Se trata de un modelo vistoso y que llama la atención entre el tráfico sin decantarse por una estética demasiado futurista. Gusta su diseño cuando se consulta al numeroso público que lo distingue y pregunta en Jaén. La mayoría coincide en que el coche es mucho más bonito en presencia real que cuando se ha visto en fotografías. Algo que  HoraJaén Motor &Sport comparte. Su frontal es todo un acierto destacando su grandiosa parrilla que le añade más personalidad. En el centro se sitúa el anagrama de la marca pero con cierta sorpresa está impreso en una pieza de plástico y no tiene en relieve tradicional. Este detalle llama la atención y se preguntó a Carlos Ruiz, uno de los responsables de la marca por este detalle, explicado que justo ahí se sitúa el sensor de proximidad del coche. Curiosa forma de camuflar un sistema de seguridad. Al diseño frontal le acompañan unas entradas laterales que ayudan a canalizar el flujo de aire, donde se ve, además, la luz de circulación diurna compuesta por varios LED verticales. Curioso también puesto que cuando se circula con las luces apagadas, estos LEDs están encendidos, pero cuando se activan las luces se apagan y se ilumina el marco que envuelve los faros. Si se observa al Ioniq de costado se aprecia lo redondeada de su carrocería y su línea de cintura alta con proyección ascendente hacia la zaga. Se observa, también, sus llantas de 17 pulgadas de baja resistencia que montaba la unidad de pruebas como parte del equipamiento Style, el más alto de gama. La parte trasera al visualizarla con detenimiento, es el elemento más peculiar del conjunto exterior. Puede ser la zona que más debate suscite y llama la atención el alerón que divide en dos la luneta trasera. Según Hyundai, la estética de Ioniq ha estado condicionada en gran parte por los datos obtenidos en el túnel del viento, donde se ha invertido multitud de horas. El enorme trabajo de desarrollo efectuado por los ingenieros ha dado resultados brillantes ya que, según su ficha técnica, obtiene un coeficiente aerodinámico de solo 0,24 que está muy bien. La aerodinámica es un aspecto fundamental a la hora de desarrollar un vehículo eficiente. Cuanto menor sea la resistencia al viento presente menor será la fuerza necesaria para mover el vehículo. Precisamente lo que busca un coche con el carácter ecológico, consumir y emitir el menor combustible y los menores gases posibles.

IONIQ INTERIORINTERIOR SORPRENDENTE.

Sorprende el interior del Ioniq por sus buenos acabados, su excelente habitabilidad de sus plazas. Su genero espacio es compatible con todas las estaturas. La regulación de asientos permite bajar mucho la banqueta. El volante ofrece una generosa regulación tanto en altura como en profundidad facilitando mucho la postura de conducción idónea para conductor. No es un coche lujoso ni persigue ese objetivo, pero el nivel de sus acabados, los ajustes y materiales utilizados para la confección del habitáculo están claramente por encima de los que Hyundai ofrece. De corte generalista que no incluye materiales nobles en su interior. Sin embargo, los acabados del salpicadero y de las puertas están mullidos mejorando el tacto. Su conjunto tiene un acabado destacable y sus asientos muy ergonómicos, aunque les falte algo de sujeción, y en terminaciones aparece el cuero. La distribución de los botones situados en su consola central es buena y de fácil gestión. Los de acceso rápido a las diferentes funciones del sistema multimedia están diferenciados del climatizador. Destaca la pantalla táctil de siete pulgadas situada en una posición correcta y de fácil manejo. Tiene radio, navegación, bluetooth, música en streaming del teléfono y algunas informaciones adicionales al sistema híbrido en tiempo real. En el acabado Style se incluye de serie el cargador por inducción para el teléfono. Las plazas traseras son amplias y cómodas. El maletero tiene una capacidad de 891,65 pintas y 1.500 con los asientos traseros abatidos. Si la opción es de kit antipinchazos el maletero llega hasta unos generosos 550 litros.

SISTEMA HÍBRIDO.

IONIQ-1-1Cuando se habla de autos híbridos se suelen asociar su funcionamiento ecológico a la conducción en ciudad. Hasta la fecha, la gran mayoría de estos vehículos una importante ventaja en cuando al consumo y emisiones respecto a un vehículo convencional sobre todo al circular a baja velocidad y en los cascos urbanos. Semáforos, tráfico, cuestas y más factores hacen que en las urbes se pare y se arranque con mucha frecuencia siendo el factor que incremente mucho el consumo. El Ioniq Hybrid es un híbrido como cualquier otro. Combina un motor de gasolina de 1.6 litros GDI de 105 CV con un motor eléctrico que ofrece el equivalente a 44 caballos y que se alimenta de una batería de iones de litio. Cuando ambos trabajan a la vez, la potencia máxima llega hasta los 141 CV de potencia máxima. Acelera de cero a cien en 10,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 185 Km/h, todo ello con un consumo conjunto de 3,9 litros/100Km y unas emisiones de CO1 d e92 g/Km. Con una conducción más cercana a la realidad y moviendo el Ioniq en ciudad y carretera a velocidades y exigencias más acordes con la realidad, el consumo medio obtenido se ha situado en 5,3 litros, una cifra ligeramente superior al anunciado pero que sigue siendo bastante bueno si tenemos en cuanta que en la prueba realizada por HoraJaén Motor&Sport no se han hecho concesiones a la conducción eficiente al cien por cien. Hay que tener en cuenta que se trata de un coche de 141 caballos de potencia. Si se sabe gestionar bien el acelerador se pueden superar los cien kilómetros hora de velocidad sin hacer uso del motor de combustión, y en los momentos de poca demanda de potencia el coche usa el motor eléctrico como propulsor y el térmico como generador para recargar la batería.

COMPORTAMIENTO DINÁMICO. 

La unidad cedida por Jácarsa Motor ha sido la versión tope de gama con 141 caballos entre el motor de combustión y eléctrico asociado a una caja de cambios automática de doble embrague y seis velocidades que ayuda a la comodidad de marcha. La sorpresa ha llegado cuando la prueba se llevaba a cabo. Con sinceridad es la primera vez que esta publicación digital líder probaba un vehÍculo de estas características en exclusiva. La conducción ha sido refinada y depurada. El silencio ha acompañado al test al igual que el confort que invita a una conducción tranquila y relajada y no es porque el coche carezca de prestaciones suficientes. Cuando es necesario solo es necesario pisar a fondo el acelerador para que surjan los 141 CV, aunque resulta muy agradable circular sin forzar el motor y no profanar esa sensación de paz y bienestar que transmite. La batería del Ioniq se sitúa bajo el chasis, justo debajo de los asientos traseros. De este modo mejora el reparto de pesos, bajar el centro de gravedad y así no disminuir la capacidad del maletero. Otra ventaja es que los ingenieros han montado un sistema de suspensión multibrazo en el tren trasero, mejorando el confort de marcha y dando más estabilidad si se quiere conducir de forma mas dinámica. En vías rápidas es muy cómodo y además gasta menos que en ciudad.  Un punto que ha sorprendido gratamente ha sido la excelente dirección y su puesta a punto. Es mucho más precisa y directa de lo esperado. En carreteras de montaña o vías secundarias su estabilidad es eficaz al cien por cien. El coche va por donde se le marca y no hace extraños haciendo gala de uno de los mejores chasis de entre los híbridos con características similares, con una estabilidad y un paso d por curva muy similar a una berlina actual. La conducción que se ha efectuado ha sido la misma que la de cualquier unidad probada en HoraJaén Motor&Sport. Su sistema híbrido ha mostrado sus excelencias con potencia confort, silencio y un chasis realmente bueno, y todo ello se combina con la transmisión automática de doble embrague que deja en ridículo a los CVT que tan poco gustan y que montan la mayoría de los híbridos. Rodando con un nivel excelente de confort, presidiendo el silencio como medida, un chasis de lo mejor y la potencia equilibrada entre ambos motores, el Hyundai Ioniq Hybrid ha sido una experiencia única que  no ha dejado de sorprender gratamente en todo momento.