Publicidad

JAÉN.- Aunque el incendio permanece estabilizado y el perímetro sin aumentar, se sigue trabajando para controlar el incendio forestal de Segura de la Sierra según informaciones del  plan de extinción  de incendios de Andalucía, INFOCA. A primera hora de la mañana se unían los medios aéreos después de toda una noche de trabajo por parte de los retenes terrestres. Actualmente son 150 los bomberos que trabajan junto con 2 agentes de medio ambiente y seis autobombas. Los medios aéreos intentan ahora apagar las llamas del interior del perímetro para evitar que se reavive, como ocurrió hace dos años en Quesada, cuyo fuego se desbocó cuando ya estaba estabilizado. El fuerte calor pero la ausencia de fuerte viento está permitiendo que el trabajo se esté acelerando para dejar controladas las llamas que anoche aún eran visibles desde varias decenas de kilómetros. Las carreteras que ayer fueron reabiertas, se cerraron esta misma mañana, aunque horas después estaban otra vez disponible para la circulación quedando cerrada al tráfico JF-7016 para el libre paso de los servicios de emergencia y extinción.