Publicidad

JAÉN.- Quedan muchos meses para la primavera pero es el momento de que los jiennenses comiencen con el tratamiento contra el polen del olivo. La dejadez muchas veces de acudir al médico provocará que nos acordemos dentro de unos meses. Aunque acabamos, como quien dice, de pasar la última de las temporadas de alergia que tienen su apogeo en el mes de mayo, es hora de ponerse manos a la obra. Quedan nueve meses y como un embarazo hay que empezar la prevención. Manuel Alcántara, alergólogo del Hospital de Jaén así lo asegura. Para luchar contra la alergia tan extendida en la población jiennense hay dos métodos.  El primero que sería el tratamiento preventivo, que hay que empezar ahora, en esta época, y que consiste en la vacunación. Después está el método sintomático, que es el que sirve para aliviar los síntomas y solo se toma durante los meses de primavera. Es decir, sirve para aliviar los síntomas ya presente en nuestro organismo porque ha comenzado la floración del olivar. Es el método tardío porque ya se sufren las consecuencias de no haber tomado medidas antes. «Las ventajas de un tratamiento específico con vacuna es que reduce los síntomas y hace que la primavera sea más leve.  A la misma vez, en algunos casos, disminuye la gravedad del cuadro e incluso hace desaparecer la sintomatología que presenta el paciente», señala Alcántara. Una primera visita al médico de cabecera podría ahorrar en la próximo primavera muchos quebraderos de cabeza a más de un jiennense.