Publicidad

JAÉN-. La Consejería de Medio Ambiente proyecta una nueva zona de acampada controlada en el Paraje de Las Correderas en el Parque Natural de Despeñaperros para un número máximo de 60 usuarios, tal y como ha señalado durante su visita a la zona el delegado territorial, Juan Eugenio Ortega, que durante esta mañana y junto al alcalde de Santa Elena, Juan Caminero, ha conocido sobre el terreno el área donde próximamente se acometerán los trabajos de adecuación para este tipo de instalaciones de uso público y que comenzarán una vez que el proyecto de actuación sea aprobado. “Se trata de un equipamiento que permite el acercamiento a ciertos segmentos de la población al medio natural, mediante su estancia en el monte durante un número concreto de días en los que, gracias a la ayuda de los monitores encargados de los grupos, se aprenderá la importancia de los Parques Naturales, el por qué de su declaración y el cómo de su mantenimiento. En definitiva, actividades de educación ambiental que redundarán en el propio beneficio del monte, al concienciar a la sociedad de su importancia”, ha subrayado Ortega.

Con un presupuesto superior a los 160.000 euros cofinanciados en su mayoría mediante fondos Feader, esta actuación se incluye dentro de la segunda fase del proyecto de renovación integral de las áreas recreativas y zonas de acampada controlada en la provincia de Jaén. Al igual que el resto de áreas recreativas de esta tipología, la del paraje de Las Correderas contará con un módulo de aseos – incluyendo uno adaptado para personas con discapacidad física- , un comedor de madera, además de un sistema de depuración de las aguas residuales generadas por los usuarios y la instalación de un punto limpio con capacidad de dos contenedores. Igualmente se colocará un cerramiento metálico alrededor del perímetro, con unas puertas abatibles, y se construirán dos muros de mampostería careada junto al comedor de madera.

Para el delegado, la elección del emplazamiento se ha visto motivado “por la fácil comunicación y acceso por parte de autobús, la existencia de agua en las proximidades, la rapidez de evacuación en caso de incendio forestal, la no afección a valores ambientales o culturales del Parque Natural que deban ser preservados y por una orografía afable para poder implantar las edificaciones sin movimiento de tierras y con amplia zona para poner las tiendas de campaña”.

Zonas de Acampada Controlada

Las Zonas de Acampada Controlada son uno de los equipamientos básicos de uso público establecidos por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. A través de éstas se oferta a ciertos grupos de población la posibilidad de estar en contacto con los Espacios Naturales Protegidos, mediante la acampada autorizada previo expediente que culmina con una Resolución del Delegado Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio para un periodo concreto de tiempo; siempre en condiciones apropiadas tanto desde el punto de vista ambiental como de seguridad de los propios campistas. No es comparable con la actividad que se lleva a cabo en instalaciones públicas o privadas bajo la categoría de Camping; ya que éstos se ofertan al público en general, además de ser a título oneroso. Por el contrario, las Zonas de Acampada Controlada son de uso gratuito (el coste de mantenimiento y mejora corre a cargo de la Junta de Andalucía) y están destinadas únicamente a: grupos gestionados a través del Instituto Andaluz de la Juventud (programa de campamentos juveniles) o grupos o entidades sin ánimo de lucro para actividades de educación ambiental.