Publicidad
Afectados por la inhalación de humos durante el incendio. FOTO: CyD Orden Calatrava
Afectados por la inhalación de humos durante el incendio. FOTO: EVA ANSINO

JAÉN.- Pudo ser más grave de lo que en un primer momento parecía. Fue un incendio agrícola en la carretera JA-9101, a su paso Chiclana de Segura pero que puso en peligro la localidad y el Festival de la Encomienda (que homenajea al poeta Jorge Manrique, comendador de este municipio allá por el siglo XV) que tuvo que ser suspendido por la proximidad de las llamas. Se quejan de que se tardaron más de tres horas en que aparecieran los servicios de emergencias y fueron los propios vecinos los que tuvieron que hacer una cadena humana con cubos de agua para que las llamas no se acercaran al municipio. De hecho, cinco de los vecinos tuvieron que ser atendidos por la ambulancia que horas después acudió a esta localidad. La directora Festival, Celeste Cruz asegura que se puso en riesgo referido festival y que se tuvo que clausurar antes de lo previsto ya que el viento hizo que el fuego llegara a las inmediaciones del área del festival, llegando a afectar una hectárea de terreno. Sobre las 22 horas el fuego se acercó a un transformador eléctrico, situado a 50 metros del mercado medieval del festival que tenía con material inflamable como telas, lonas y tejidos, y  cerca de donde se encontraban 50 vehículos estacionados. La indignación de los vecinos ha sido manifiesta en las redes sociales ya que se quejan de la lentitud en que acudieran los servicios de emergencia. La Guardia Civil, apuntan, llegó una hora y media después del aviso, los Bomberos, a las dos horas, y solo una ambulancia, tres horas más tarde que atendió a 5 vecinos cuando 15 de ellos estaban afectados, lamentan. Incluso señalan que algunos fueron trasladados en vehículos particulares al centro médico más cercano para que fueran atendidos. Eso sí aplauden la laborar de los miembros de Protección Civil y los vecinos que ayudaron a controlar algo el fuego para que no llegara al municipio.