Publicidad

JAÉN.- La vicesecretaria general del PSOE de Jaén y coordinadora del Grupo Parlamentario Socialista, Ángeles Férriz, acusa al PP de “perjudicar a 19.000 trabajadores públicos de la provincia” tras conocerse que el TC ha suspendido cautelarmente la medida de las 35 horas semanales en Andalucía como consecuencia del recurso interpuesto por el Gobierno de España. “El PP vuelve a las andadas y demuestra que su único interés es hacer daño a Andalucía y a su Gobierno, aunque sea a costa de recortar derechos a 250.000 empleados públicos de la comunidad, 19.000 de ellos en la provincia de Jaén, que ahora se encuentran con su jornada de 35 horas semanales suspendida por culpa de esta derecha rancia y radical”, censura. Férriz indica que este tipo de decisiones “confirman que el PP es el partido de las corporaciones financieras, los bancos y las grandes fortunas”, porque “son los únicos grupos y entidades a los que beneficia claramente con sus políticas, mientras que machaca sin piedad a los parados, a las clases medias trabajadoras, a los pensionistas, a los jóvenes y a las mujeres”.

La parlamentaria socialista señala que las 35 horas semanales están implantadas en Andalucía desde el mes de enero y su suspensión cautelar tendría “efectos perjudiciales” de tipo organizativo, a lo que hay que sumar que la aplicación de esta jornada permitiría crear 7.000 empleos en Andalucía vinculados a sanidad y educación.  Por este motivo, exige al PP que “defienda por una vez en la vida a Andalucía” y que “levante la voz” contra su Gobierno para reclamarle que pida al TC el levantamiento de la suspensión cautelar. “Sería muy grave que no lo hicieran, porque estarían confirmando su absoluto desinterés por miles de trabajadores andaluces y jiennenses que han recuperado un derecho laboral que quedó parado con motivo de la crisis y que ahora es de justicia devolverles”, subraya. Férriz manifiesta que los trabajadores públicos “no se merecen ningún paso atrás en sus condiciones laborales” y reitera que “la recuperación económica sólo será real si llega a las familias y a los trabajadores, que es lo que intenta hacer el Gobierno andaluz con sus políticas”. “No puede ser que el PP diga que estamos saliendo de la crisis, pero que al mismo tiempo mantenga su obsesión con los recortes de derechos, que siempre afectan a los más débiles. Ojalá que este celo que le ha puesto a las 35 horas semanales lo hubiera puesto también en la lucha contra el fraude fiscal en vez de aprobar vergonzosas amnistías para los delincuentes de guante blanco”, apostilla.