Publicidad

JAÉN.- Los más pequeños de la familia de Protección Civil ya comienzan a aprender. Son «Duna», «Hyro» y «Doce», dos machos y una hembra de Pastor Belga Malinois que se unen a la familia de la Unidad Cinológica y que ya han tenido sus primeras lecciones. Su primera toma de contacto la tuvieron, ayer, en estructuras colapsadas para adaptarse a un nuevo entorno, el comienzo de unas de las etapas más importantes para un cachorro, adaptación al entorno de trabajo y socialización.  El Ayuntamiento de Jaén contempló el pasado mes de enero, en el seno de la agrupación local de Protección Civil, la creación de la Unidad Cinológica destinada a la búsqueda y rescate de personas desaparecidas o sepultadas. Desde entonces ya trabajan con los animales. Hasta ahora con tres perros adultos adiestrados y va sumando poco a poco más efectivos de corta edad para prepararlos en estas tareas. Esta unidad canina ya venía trabajando en su proceso de preparación y de manera experimental desde mediados de 2015.