Publicidad

JAÉN.- Las cuatro partes implicadas para poner en marcha el Museo Íbero se reúnen, a partir de las doce de la mañana, en el Ayuntamiento de Jaén. El propio Consistorio, la Junta de Andalucía, la Diputación de Jaén y el Gobierno central intentarán desbloquear la apertura de esta infraestructura que se prometió hace 20 años y que aún no ha visto la luz. Por distintas diferencias entre administraciones, crisis económica y más adversidades sigue sin ser una realidad. Ahora las cuatro administraciones que suscribieron el convenio en 2003 para crear en la capital jiennense el museo tienen una nueva oportunidad de buscar una solución al problema. Cuando parecía que se abriría en el primer semestre del año  se recibió un informe de Patrimonio del Estado señalando que no se podían ceder los terrenos a la Junta de Andalucía, (una vez que ya se ha construido el museo)  porque desde Madrid se cedió la titularidad al consistorio y, por tanto, ellos no podían, a su vez, cederle el terreno a la Junta. Un informe que llegó hace unas semanas. Márquez abogó, entonces, por dar una solución rápida como que el inmueble sea municipal y que la gestión recaiga en la Junta de Andalucía. Algo a lo que se ha negado la administración regional aludiendo a que son ellos los que han levantando el edificio y han realizado la inversión. La delegada del Gobierno andaluz en Jaén, Ana Cobo, indicó que el informe no es negativo, lo único que dice el informe es que si el ayuntamiento estaba dispuesto a hacer la cesión, ahora hay que hacer un paso intermedio, que es que renuncien a esa cesión y que la haga el Estado directamente. La subdelegada del Gobierno en Jaén, Francisca Molina, ha señalado que desde el Gobierno de España siempre van a estar a favor de lo que más le convenga a la ciudad de Jaén y no van a entrar en otro tipo de temas. Por su parte, la cuarta parte implicada, Diputación, en boca de su vicepresidenta primera, Pilar Parra ha señalado que  en su día que la Administración provincial cumplió al cien por cien con los compromisos que adquirió con respecto al Museo Íbero, al tiempo que señaló que le corresponde al Gobierno de España dar respuesta con una fórmula intermedia sobre su titularidad que reconozca también el esfuerzo de la Junta con una inversión de 26 millones de euros.