Publicidad

JAÉN.- Tras el paso de las Fiestas del Renacimiento, toca hacer balance de las mismas. Así lo ha manifestado esta mañana el concejal de Festejos Jerónimo García Ruiz.  Como ha afirmado el edil del área, en líneas generales se puede afirmar que las fiestas de este año “han cumplido sobradamente los objetivos marcados y se ha dado un paso hacia delante en cuanto a calidad, variedad y participación se refiere. Ese era el objetivo principal en el que empezamos a trabajar el año pasado, por lo que nos sentimos muy satisfechos por el resultado y la consolidación de las mismas”. Así, ha asegurado que se han sentido en los comentarios de los ciudadanos que pudieron disfrutar de las fiestas y personas, asociaciones y colectivos que participaron en las mismas, unas críticas muy positivas.  En cuanto a la ubicación de las fiestas, cada vez se están consolidando y gustando más los nuevos espacios. “Ya el año pasado ampliamos por la calle María Soledad Torres Acosta y este año se ha sorprendido con ampliación hacia la zona de las Eras del Alcázar, descubriendo además una zona muy interesante y casi desconocida de la ciudad”, ha comentado.

El edil también ha manifestado que en cuando a seguridad, no cabe destacar ningún incidente, según le ha trasladado la Policía Local. “Se han respetado y controlado los horarios de cierre de las tabernas y el mercado, a pesar de ello somos conscientes de las molestias que ocasionan al vecindario y, por eso, quiero aprovechar para agradecer enormemente la comprensión y el comportamiento de los vecinos”, ha resaltado el concejal.  En lo referente a actividades, García Ruiz ha resaltado que como se ha podido comprobar estuvieron llenas. “Los ciudadanos pudieron disfrutar de actividades para los más pequeños, danzas renacentistas, conciertos, encuentros de bandas, actividades en el observatorio, representaciones de los alcabuceros o la exhibiciones de los abanderados, acrobacias, espectáculos así como la posibilidad de comprar productos atractivos en el mercado”, ha resaltado.

Así mismo y continuando con el apartado de actividades, el edil de Festejos ha resaltado que este año ha tenido gran aceptación el novedoso pasaje del terror, por el que pasaron más de 1.000 personas durante los tres días. Aunque, sin duda, la actividad que más gente logró concentrar fue la proyección en la fachada del Salvador del videomapping histórico, “ha marcado un antes y un después en las fiestas, ya que se ha introducido un espectáculo moderno y novedoso que ha marcado la diferencia en la provincia, con una repercusión muy importante, ya que lo vieron, en sus tres pases, cerca de 7.000 personas y ha logrado ser uno de los vídeos más vistos en las redes sociales, por lo que es evidente que la promoción de la ciudad con este espectáculo se ha conseguido con creces”, ha indicado.  En este sentido, el concejal del área ha insistido en su agradecimiento a todos los colectivos locales y ciudadanos que han sido partícipes de estas fiestas renacentistas, “sin ellos no tendría ese toque de identidad propia y diferenciador, que cada año se intenta potenciar. Así que está claro que ésta es la línea que vamos a seguir”, ha insistido

En cuanto a nivel turístico, el edil de Festejos ha destacado que las Fiestas del Renacimiento ya se han convertido en un aliciente para visitar nuestra ciudad en estos días de verano.  Según ha continuado diciendo García Ruiz, viendo los datos que ha facilitado la Oficina de Turismo, se ha producido una tasa de asistencia turística positiva, así durante los días 30 de junio, 1 y 2 de julio fueron 422 los turistas que visitaron la oficina de turismo interesados en estas fiestas. Comparativamente con el fin de semana previo a las fiestas (23, 24 y 25 de junio) el total de turistas que pasaron por la oficina de turismo aumentó un 58%.  En cuanto a la ocupación hotelera, ha señalado el edil,  la mayoría de los alojamientos turísticos de la ciudad han facilitado los datos de los días 30 de junio y 1 de julio, a excepción de algunos hoteles. Pese a ello, los datos obtenidos muestran un aumento. Así, la ocupación hotelera del viernes 30 de junio obtuvo una media de 65% de ocupación frente a un 63% del año anterior, lo que significa un ligero ascenso. El sábado 1 de junio, estos alojamientos tuvieron una ocupación media del 74%, mientras que ese mismo sábado del año anterior, la ocupación rondaba el 62%, por lo tanto supone un incremento del 12% en 2017. No obstante, algunos alojamientos tuvieron una ocupación del 100% durante los dos días.