Publicidad

JAÉN.- La apuesta de la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Mancha Real por celebrar la IV edición de la Carrera de Montaña de Sierra Mágina ha dado como resultado un tremendo éxito de participación y de emoción para los 150 atletas que sufrieron con el duro y técnico recorrido que la organización había preparado. Un recorrido que estaba pensado para dar la oportunidad a los corredores de descubrir los parajes del monte Peña del Águila de Mancha Real desde una perspectiva diferente y que posibilitó que en con solo unos minutos de diferencia, los participantes pudieran contemplar una tremenda puesta de sol en el impresionante Mar de Olivos de Jaén desde el Barranco de Morelguillos a ver una impresionante luna llena sobre el Monte Almadén cresteando por las cumbres de Mojón Blanco. Una experiencia más allá de lo deportivo que estuvo coronada con una organización que rozó la perfección, con un balizado sensacional del recorrido y con un entramado de voluntarios que jalonaban los más de 22 kms de recorrido que discurría íntegramente por el término municipal de Mancha Real y sin salir de su emblemático monte Peña del Águila del que el Ayuntamiento está tratando de convertir en un verdadero Parque Temático de los  Deportes de Naturaleza.

En lo estrictamente deportivo, el veterano Miguel Mudarra lograba imponerse al jiennense Pablo Marano que había dominado la primera parte de la prueba, llegando a pasar en primera posición por el punto intermedio situado en la zona de Mojón Blanco, dejando la tercera posición para Rafael Martínez Calahorro. En categoría femenina, Ana Belén Baltanás no daba opción a Helen Sanchez a quien aventajaba en más de 6 minutos en la meta, siendo la tercera posición para Rosa Bárcenas. La prueba corta por su parte, fue para Sergio Quesada que aventajó en solo unos segundos al deportista local Vicente Padilla, mientras que en féminas la victoria era para María José Fernández. La Carrera por Montaña Sierra Mágina además, es la antesala de la otra gran prueba nocturna que acogerá Mancha Real en una semana, ya que la madrugada del sábado 15 al domingo 16 de julio, se celebrará la Subida Nocturna al Almadén, una prueba espectacular que permitirá a los más de 100 ciclistas y 50 senderistas, ver amanecer desde el techo de Jaén en la que está considerada como la marcha nocturna en bicicleta de Montaña más antigua de España y para la que apenas quedan dorsales disponibles.