Publicidad

JAÉN.- CCOO manifiesta su indignación y actuaciones contundentes y sin titubeos por la nueva actuación de Urbaser que, no satisfecho con la reducción salarial de un 8% y despidos de operarios del servicio de limpieza viaria y limpieza de dependencias hace escasamente dos años, ahora deja sin vigencia el convenio de aplicación en una interpretación torticera y malintencionada para volver a reducir en más de 150 euros el salario de los empleados que menos perciben. Entre tanto, siguen manteniendo privilegios y dádivas a determinados puestos de confianza absolutamente prescindibles con percepciones indecentes que no tienen ni miembros del Gobierno de España. El pasado viernes la empresa convocó, sin orden del día, a la mesa negociadora del Convenio de Urbaser para el siguiente lunes. En esa reunión Urbaser comunicó que se rompían las negociaciones del convenio, que aplicaban la cláusula de ultra actividad por la cual dejaba sin vigencia el convenio de empresa que hasta ese momento regía la relación laboral en la empresa y que pasarían a aplicar otros convenios que reducen de manera escandalosa los salarios de la parte más vulnerable de la plantilla.

Para el responsable de Acción Sindical de CCOO en Jaén, Miguel Ángel Salazar, “la empresa tiene una posición indignante e indecente cuando dicen que al año podrían haber dejado sin vigencia el convenio y, en cambio, han esperado 18 meses, porque se sentaron delante de los representantes de los trabajadores a decirles que tras reducirles un 8% el salario hace dos años, ahora proponían reducirles otro 16%. Así el convenio no se puede firmar ni en 18 meses ni en 18 años”. Considera que no han tenido voluntad de negociar ni de llegar a un acuerdo en este tiempo, la única obsesión de Urbaser es exprimir en el trabajo y en el salario al 90% de la plantilla que menos cobra, mientras, unos firmaron y otros aceptaron salarios a puestos de confianza con más de 60.000 euros año, y esa desigualdad que ahora la empresa quiere perpetuar tiene su origen en la firma de un convenio injusto que está lastrando al conjunto del servicio y que tiene muchos responsables pero un solo denunciante que es CCOO. Como no han conseguido esa nueva reducción salarial en la negociación por la posición firme de CCOO, ahora lo quieren hacer a través de una imposición que no les va la salir gratis.

El responsable sindical denuncia que, “esta empresa no puede pretender tener la concesión de un servicio donde su rentabilidad reside en el empobrecimiento salvaje de la plantilla y el Gobierno Municipal de Linares entendemos que es connivente y, por lo tanto, co responsable, si está pagando dinero público a una empresa que precariza y empobrece a la plantilla y que merma la capacidad de consumo en una ciudad arrasada por el desempleo. Esto va a tener consecuencias y las responsabilidades las vamos a pedir a través de la denuncia judicial, de la denuncia pública y de la denuncia a la administración local que tiene que tomar cartas en el asunto sin excusas ni pretextos y de manera urgente”