Publicidad

JAÉN.- Llegan buenas noticias, climatológicamente hablando, para aquellos que no les guste vivir en el desierto. Las temperaturas máximas van a bajar a partir del domingo. Eso sí, antes habrá que sufrir en estos próximos tres días un ligero repunte del mercurio. Una caída que será notable, de entre cinco y siete grados, desentendiendo del municipio jiennense,  lo que permitirá volver a valores propios de finales de junio. Es decir, rondando o superando los 30 grados de máxima y no los 41º que marcará, por ejemplo, Andújar, de nuevo, en el día de hoy. La causa de este descenso notable de las máximas está en la entrada de una depresión aislada de niveles altos desde el Atlántico que comenzará por el oeste peninsular y se extienderá hasta el área mediterránea entre el lunes y el martes. Esta nueva situación permitirá que al menos hasta mediados de la semana que viene de un respiro el mercurio aunque después irá de nuevo remontando las máximas. Para este día incluso se prevén cielos encapotados que pueden dejar precipitaciones a lo largo y ancho de la provincia jiennense.