Publicidad

JAÉN-. Lo del museo Íbero  va camino de convertirse en el peor surrealismo español de todos los tiempos. Después de 26 millones invertidos por parte de la Junta de Andalucía en su construcción tras más de una década de retrasos y de posibles aperturas, ahora la Abogacía del Estado dice que el ayuntamiento no puede cederle la titularidad de los terrenos a la administración autonómica ya que en 2003, los terrenos que eran del Estado, pues allí estaba la antigua cárcel, se dieron al consistorio. Por lo tanto, éste, no podía a su vez cedérselo a otra administración. Surrealista a pocos meses de su inauguración. Es decir, el proceso vuelve a estar estancado para ver qué salida se toma. Porque ninguna salida parece de momento viable o que agrade a todas las partes. El alcalde de Jaén, Javier Márquez, ha aclarado que ahora, después de 14 años, “ los terrenos se los tiene que quedar Jaén”. Ante esta situación el primer edil ha apostado por una solución “viable y rápida” como la del Museo de Málaga que es de titularidad estatal, aunque su gestión fue transferida a la comunidad autonómica andaluza en virtud del Real Decreto 864/1984.  El primer edil asegura que este traspaso se realizó a través de un convenio entre el Ministerio de Cultura y la Junta de Andalucía y así en el caso de Jaén se podría hacer del mismo modo, es decir, a través de un acuerdo plenario y firma de convenio entre el Ayuntamiento y Junta de Andalucía que estableciese la gestión íntegra de este Museo por parte de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

El alcalde ha añadido que así se posibilitaría que el Museo Íbero se pudiera abrir “en el momento en que la Junta de Andalucía lo estime oportuno”.  Márquez ha puesto de manifiesto que desde el Ayuntamiento “no tenemos ningún problema en que se firme ese convenio para que la gestión pase a ser cuanto antes de la Junta de Andalucía”. El alcalde ha explicado que el Ayuntamiento podría renunciar a estos terrenos “pero iría en contra de los intereses de los jiennenses y esta renuncia podría implicar que el Estado se quedara con ellos, por lo que todos perderíamos”. Por tanto recalcó que esta propuesta de mantener la titularidad municipal de suelo “sólo implicaría firmar un acuerdo entre Ayuntamiento y Junta para su gestión, por lo que  así ganaríamos todos”.

La Junta de Andalucía mantiene su intención de abrir las puertas del Museo de Arte Íbero en el último trimestre del año, como anunció recientemente la presidenta de la Junta, Susana Díaz, en el Parlamento andaluz. Así lo ha manifestado la delegada del Gobierno, Ana Cobo, tras conocer el informe remitido por el Estado al Ayuntamiento de Jaén, que impide la cesión del terreno sobre el que se levanta al Gobierno andaluz . “Asistimos al enésimo capítulo de confrontación de las administraciones gobernadas por el Partido Popular, para entorpecer la apertura de un proyecto con el sello de la Junta de Andalucía en la capital. Una vez más, vuelven a errar en el tiro, porque la principal perjudicada por el retraso en la apertura de este centro museístico de referencia mundial es la ciudadanía”, ha subrayado.

Cobo ha recordado el ingente trabajo y las múltiples gestiones que viene realizando la Junta de Andalucía para abrir el Museo de Arte Íbero con una importante exposición, para la que incluso ya se ha adjudicado a una empresa la fabricación del mobiliario para albergar las piezas. “Prácticamente, todo está listo para su apertura y el trámite de la cesión de los terrenos por parte del Ayuntamiento resulta fundamental para poder aprobar el decreto de creación del museo y el de la relación de puestos de trabajo, y ahora nos encontramos con esta negativa”, ha lamentado la delegada.

En este punto, ha recordado que “hablamos de una inversión autonómica en este gran proyecto de 26 millones de euros, sólo en este año se contemplan 4,6 para las actuaciones dirigidas a la puesta en funcionamiento del centro desde su apertura”. Además, suma al capítulo de despropósitos la falta de respuesta municipal a la solicitud de la licencia de apertura.

En base al informe del Estado, el Ayuntamiento ha manifestado su intención de hacerse con la titularidad del Museo, aspecto que ha criticado la delegada, ya que se trata de “un bien pagado con el dinero de la ciudadanía andaluza”.