Publicidad

JAÉN.- Mahou San Miguel, compañía 100% española y líder del sector cervecero  y que cuenta con una planta de envasado de las marcas de agua Sierra Natura y Sierras de Jaén en Los Villares, está celebrando el Mes de la Sostenibilidad con diversas actividades para concienciar a sus profesionales sobre la importancia de cuidar el medio ambiente. Entre ellas, destaca una jornada de voluntariado medioambiental en la que han participado una treintena de personas, entre profesionales de la planta y sus familiares. De este modo, y gracias a la colaboración de la organización Paisaje Limpio, se ha llevado a cabo una actividad de limpieza en los alrededores del Arroyo del Fresno en La Cañada de las Hazadillas.

Tras la batida de limpieza, se han analizado todos los residuos recogidos con el objetivo de conocer su origen y reciclarlos adecuadamente. La jornada se completó con un taller de reutilización de envases, donde se mostraron múltiples opciones para brindar a los residuos una segunda oportunidad transformándolos en otros objetos, como maceteros o pulseras. Con esta actividad se busca concienciar a los participantes sobre los efectos que el abandono de basura en el entorno natural puede tener tanto para la conservación del medio ambiente como, incluso, para la salud.

Además de las acciones de voluntariado en las zonas aledañas a sus centros de producción y sedes, el Mes de la Sostenibilidad de Mahou San Miguel incluye otras actividades como talleres o tertulias a cargo de expertos medioambientales. Una actitud presente en toda su actividad y que se evidencia en el impulso de un modelo de negocio que, además de crecimiento económico, genere valor social y proteja el entorno. Así lo demuestra la inversión de 36 millones de euros dirigida a proyectos medioambientales realizada por la compañía en los últimos cinco años.

Objetivo: reciclar el 100% de sus residuos en 2020

Esta inversión ha contribuido a que la cervecera haya mejorado de forma constante sus indicadores ambientales. Así, durante 2016, habiendo aumentado su producción en un 3,9%, su consumo de agua disminuyó un 1,2% gracias a la optimización de los equipos y procesos. Es más, desde el año 2000, Mahou San Miguel ha reducido un 40% el consumo de este recurso, lo que equivale a 3,5 millones de m3. El ámbito energético es otra de las áreas en la que la compañía está haciendo un especial esfuerzo, algo que le ha permitido reducir su consumo el pasado año en un 3%. En esta línea, destaca también el hecho de que el 100% de la energía eléctrica consumida en sus centros y sedes de España procede de fuentes renovables. Además, la organización al completo mantiene un firme empeño por reducir de forma progresiva las emisiones de CO2, que en 2016 experimentaron un descenso del 5%.

La implicación de Mahou San Miguel con el cuidado del entorno encuentra también su reflejo en la gestión sostenible de sus residuos. La cervecera recicla el 99,8% de los mismos y se ha marcado el objetivo de que esta cifra alcance el 100% en 2020. Asimismo, el 40% del material empleado para envasar y embalar sus productos es reutilizable y el 60% restante, reciclable.  Gracias a la implementación de medidas de ecodiseño en la fabricación de sus envases y embalajes, en 2016 ahorró 2.013 toneladas de materia prima. Además, el 100% de sus etiquetas de papel procedió de bosques certificados por Forest Stewardship Council (FSC).