Publicidad

MADRID (AGENCIAS).- La Organización Mundial de la Meteorología (OMM) ha advertido de que se pueden esperar nuevas olas de calor este verano, como la que actualmente está viviendo Europa y que este año será de nuevo “excepcionalmente caluroso”. “La OMM anticipa que habrá más olas de calor este verano, y no solo en Europa, también en otras partes del mundo”, afirmó en una rueda de prensa Omar Baddour, científico de la Organización Mundial de la Meteorología. Actualmente, Europa está sumida en una ola de calor que si bien es un fenómeno meteorológico “natural” se considera un “evento extremo”. El hecho de que ocurra tan pronto en el año cronológico, augura que este año será de nuevo excepcionalmente caluroso. “Las olas de calor son fenómenos naturales, considerados extremos, pero que en los últimos diez años se han hecho muy recurrentes a causa del calentamiento global. Hay que estar preparados para que estos fenómenos sean cada vez más comunes”, afirmó. La ola de calor que está afectando al continente europeo se enmarca en una estación especialmente calurosa. Mayo y junio están siendo dos meses con temperaturas muy elevadas, de hecho, son las segundas más altas jamás registradas. La actual ola de calor está provocando que las temperaturas sean hasta 6 grados más altas que la media y, en algunos lugares de España, incluso más de 6 grados por encima de la media. El origen de la ola de calor es el aire proveniente del Sahara que está entrando en la Península Ibérica, y de allí al resto de Europa occidental hasta los Balcanes.