Publicidad

JAÉN.- El Ayuntamiento de Jaén a través de la concejalía de  Tráfico  ha procedido durante estos días a reforzar la seguridad en otro paso de peatones de la carretera de Otiñar, en este caso, el paso peatonal tipo ‘cebra’ situado en el tramo final de dicha vía urbana, junto al inmueble número 30.  Estas medidas de señalización vial han sido evaluadas como oportunas y necesarias para una mayor seguridad de los viandantes por parte de la Jefatura de Policía Local y ha sido materializada por el equipo técnico de Tráfico y Señalización Vial, al tratarse de un tramo de vía que conecta con la carretera del Puente de la Sierra, donde se ha procurado atemperar la velocidad en el flujo de circulación que accede a la capital.

En concreto esta actuación se ha referido a la instalación de nuevas marcas viales de aviso antes de llegar en las dos direcciones al paso de peatones, marcando sobre el pavimento una serie de amplios pictogramas con el limite de velocidad a 20 Km/h. y de ‘Peligro Paso Peatonal’,  a la vez que se han instalado en los extremos de las bandas transversales placas captafaros retroreflectantes, además de prohibir la parada y el estacionamiento de vehículos en los márgenes mediante línea continua de color amarillo.   El edil ha subrayado que estas marcas viales sobre el pavimento “se ven reforzadas con las señales verticales de tráfico correspondientes y dan respuesta a demandas recibidas desde la Asociación de Vecinos ‘Cauce’ y otros colectivos, lo que junto a otro paso de peatones de similares características señalizado en su confluencia con la Rotonda de la Alcantarilla en noviembre de 2016, contribuye a que el tráfico sea más calmado en esta vía, así como conductores y peatones tengan mayor visibilidad y seguridad vial”.