Publicidad

POR MIGUEL ÁNGEL GARRIDO

Al responder a nuestros hijos está pregunta, nos quedaría meridianamente claro el sentido y la importancia que tiene la manifestación del próximo día 17, porque si queremos que ellos tengan un futuro en nuestra querida tierra, somos nosotros los que tenemos la obligación de salir a la calle el sábado.

Hace unos días nos informaron en prensa de que 20.000 jienenses habían abandonado la provincia de Jaén, siendo éste un dato clarificador de que el futuro de nuestros hijos, familia o amigos, es muy probable que esté muy lejos de su tierra. ¿Realmente queremos que pase esto?

Necesitamos una ciudad comunicada con el resto del país, necesitamos que se terminen las obras inacabadas, necesitamos que se pongan “puentes de plata” a los nuevos emprendedores, necesitamos un casco antiguo que sea nuestro mayor orgullo, necesitamos que nuestros hijos tengan parques para poder correr y jugar, necesitamos un plan de empleo para no ser de las capitales con más parados, necesitamos muchísimas cosas más, pero sobretodo necesitamos que nuestros políticos quieran a ésta tierra y tengan sentimiento jiennense.

La verdad es muy difícil explicar a nuestros hijos que tenemos muchos menos derechos por nacer en un territorio determinado, que quizás si hubiéramos nacido en una comunidad autónoma “histórica” tendríamos más derechos y menos obligaciones, que quizás si no estuviéramos orgullosos de nuestro país y reclamáramos una independencia, sería más fácil obtener ingresos del Estado, que quizás si fuéramos más reivindicativos no seriamos el “patito feo” de Andalucía y que quizás si nuestros políticos municipales fueran mas competentes no perderíamos subvenciones millonarias de Europa por no rellenar una solicitud.

Tenemos una ciudad llena de encantos y que tenemos que estar muy orgullosos de ella. Nuestra Catedral que ha sido votada como de las mejores de España, cada vez que visitamos nuestro Castillo de Santa Catalina parece que nos hemos trasladado a otra época, cuando tomamos un café en el Pósito nos aislamos del mundo, pasear por las calles estrechas de nuestro casco antiguo es una experiencia que pocos pueden disfrutar, nuestros parajes naturales son la envidia de muchos y un larguísimo etcétera de virtudes que por suerte tenemos en nuestra querida ciudad. Nuestra ciudad es un diamante en bruto y entre todos tenemos que conseguir que ese diamante brille al máximo. Ahora los jiennenses tenemos que demostrar a nuestro dirigentes políticos, que vamos a luchar con uñas y dientes por nuestra casa, que vamos a luchar por nuestra ciudad, por eso es necesario que todos estemos el día 17 a las 7 de la tarde en la manifestación, porque es evidente que JAEN NECESITA MÁS.