Publicidad

JAÉN-. La Policía Local de Jaén ha identificación y puesta a disposición judicial a un varón, que presumiblemente podría ser el “pirómano” que en las últimas semanas se pudo haber dedicado a prender fuego a los pastos secos de diferentes descampados situados en el entorno de la capital. La pasada semana y durante las primeras horas de la noche, en la Carretera de Torrequebradilla, la dotación de una patrulla de la Policía Local sorprendió a un hombre cerca del fuego que acababa de iniciarse enfrente de la Tienda de Electrodomésticos MILAR, para lo cual fue determinante una llamada ciudadana recibida en la Sala del 092 sobre las sospechas de esta persona y la celeridad con la que intervino la Policía Local.

El varón identificado, que respondía a las características físicas y de vestuario que habían sido recogidas, responde a las iniciales de D.F.N. de 59 años de edad, sin domicilio conocido aunque actualmente reside en una chabola situada en un terreno de olivar no muy lejano del lugar del lugar de los hechos. Este hombre entró en varias contradicciones a preguntas formuladas por los agentes, se le intervinieron dos encendedores en buen estado de funcionamiento, reconociendo que no fumaba pero que los mecheros, a pesar de que la temperatura ambiental era alta, los tenía para cuando hacía frío poderse calentar.

A dicho lugar se desplazaron efectivos del Cuerpo de Bomberos de Jaén que efectuando las labores de extinción del incendio, el cual llegó a alcanzar un frente de unos 30 metros en forma de media luna, logrando sofocarlo de inmediato sin que se produjeran desgracias personales ni daños materiales de consideración.  Se da la circunstancia de que en los días anteriores a esta actuación policial se habían producido en esa misma zona de la capital, inmersa en la barriada del Polígono del Valle y Universidad, varios incendios de similares características cuales después de la identificación de este individuo han cesado, por lo que se trata ahora de determinar sí puso o no estar relacionado con la secuencia de incendios producidos en descampados de la ciudad, presumiblemente en su mayoría provocados.

A pesar de que los incendios no han producido desgracias personales ni daños materiales de importancia, sí han precisado la movilización de personal y medios materiales del Servicio Municipal de Extinción de Incendios, los profesionales han salvado el riesgo inherente que siempre conlleva este tipo de intervenciones de lucha contra el fuego y han tenido que estar alerta segundos retenes por sí se producía otro incendio mientras se actuaba; por lo que el coste de las tasas del servicio son elevadas y podrían repercutir sobre el presunto autor o autores de estos incendios provocados. La Policía Local identificó en las diligencias abiertas por este suceso a varios testigos presenciales y, ha destacado, que la colaboración ciudadana una vez más ha sido determinante para una intervención rápida que permitió sorprender e identificar en el mismo lugar de los hechos a este presunto “pirómano” que ahora deberá comparecer ante la justicia.