Publicidad

JAÉN.- La muerte de un interno del módulo 9 por una crisis cardiaca en la pasada madrugada sobre las 7 horas, lleva a UGT-Prisiones a pedir a la Dirección del centro y a la secretaría general de instituciones penitenciarias el restablecimiento de las guardias presenciales médicas durante toda la semana  y no solo durante  los fines de semana como actualmente se presta este servicio sanitario. UGT se opuso en su momento a este recorte impuesto  por la secreteraría general al centro penitenciario de Jaén, así como a otros centros  de similares características de otros territorios del País. El personal sanitario está en “guardia localizada” y debe ser activado por el personal de vigilancia  que presta servicio en el turno de noche.  Aunque ante la urgencia de la situación fueron debidamente alertados los servicios de emergencia 061, éstos no pudieron hacer nada por salvar la vida del interno. Desde UGT  creen que una guardia sanitaria permanente, que ha sido, por otra parte, la tradicional forma de prestar este servicio desde la inauguración del centro; ayudaría a evitar este tipo de muertes en el interior de los centros penitenciarios.