Publicidad

POR MIGUEL ÁNGEL GARRIDO JURADO

Hace más de seis años se terminó la infraestructura del tranvía de Jaén. Los jiennenses sólo tuvimos la oportunidad de verlo en funcionamiento en pruebas, porque una vez que el PP de Jaén ganó las elecciones con mayoría absoluta en nuestro ayuntamiento, decidió que no lo pondría en marcha, alegando que tenía un coste muy elevado que no podría ser asumido por las arcas municipales.

Es necesario recordar que el coste de las instalaciones del tranvía ascendieron a 120 millones de euros, financiados con fondos europeos, esto provoca  que no es posible otra opción que no sea la de ponerlo en funcionamiento, porque en el caso de que no se hiciera o se desmontaran tal infraestructura, desde Europa nos reclamarían el dinero invertido en tal fin.

Podemos estar de acuerdo o no de la construcción del tranvía, pero lo mas coherente y de sentido común es buscar una solución a la situación actual. Las soluciones son ponerlo en marcha o no, pero el problema es que las cuentas sobre el mismo servicio varían dependiendo del partido político que las informe. Tampoco podemos esperar que el tranvía sea un generador de beneficio, porque por poner un ejemplo claro, el metro de Madrid genera perdidas, por lo que no podemos esperar sacar beneficio de un servicio público.

Otra opción para poder aprovechar las infraestructura ya realizada, sería la de utilizar la misma introduciendo autobuses eléctricos, que ocuparían las vías actuales y se alimentarían con las cadenarias ya existentes. De ésta forma supondría un coste cero para nuestro ayuntamiento, porque sería llevado a cabo por la empresa concesionaria actual (Autobuses Castillo), la cual tendrían la obligación tanto de poner el billete al precio actual, como de poner los autobuses necesarios, como así está suscrito en base a la concesión que tiene contraída con el consistorio. Todo ello debería de ir acompañado con un billete de trasbordo con el resto de autobuses. Lo que conseguiríamos con ésta medida es utilizar la infraestructura actual y conseguir que los autobuses no circularan fuera del trayecto de las vías, lo que provocaría un gran desahogo para el maltrecho tráfico de Jaén. Ya se que es un parche, pero prefiero que se ejecute alguna propuesta, antes de ver que las vías sirven como aparcamientos a vehículos. Además es importante mencionar que en otras ciudades españolas está funcionando de forma efectiva ésta propuesta.

En la campaña electoral de hace ya casi dos años, todos los partidos políticos que se presentaron a las elecciones municipales, se comprometieron a poner en marcha el tranvía de Jaén. En todos los actos electorales y medios de prensa, repitieron hasta la saciedad que se pondría en marcha en éstos cuatro años, que se buscarían formas de financiación para poder llevarlo a cabo, pero la realidad es que a día de hoy el tranvía está tan parado como el desarrollo de nuestra ciudad……….