Publicidad

JAÉN.- La sección sindical de UGT ha mostrado su total desacuerdo con la implantación del nuevo servicio de cocina de “El Neveral”. Alegan que en ningún momento la dirección el centro hospitalario ha decidido negociar con los trabajadores este cierre, ya que se creó una mesa de negociación que a día de hoy, solo ha mantenido un primer encuentro en la que se acordó que se llevarían a cabo unas pruebas. «No nos hemos vuelto a reunir después de esto. Comenzando esas pruebas de  las cuales se han llevado a cabo con muchas deficiencias sin haber levantado ningún acta», señalan desde el sindicato. Además, subrayan que ya se ha empezado a servir las comidas sin reuniones ni valoración del servicio para poder limar los fallos o errores de cómo se tenían que repartir. UGT denuncia que los carros no se reparten en las plantas en su ascensor, ya que no caben en el de la comida, sino en los del público en general y de los enfermos, con el problema que ello acarrea de una posible contaminación de los alimentos. Subrayan además que tras las primeras entregas se ha demostrado que hay comidas que no se podrán servir  en el Neveral tales como sopas arroces, etc… «La dirección decide que se les servirá otro tipo de menú, creemos  que el paciente que está en el Neveral tiene el mismo derecho a recibir el mismo menú que otro paciente que esté hospitalizado en el Neuro-Traumatológico o en el Médico–Quirúrgico, por lo tanto ese es otro de los factores por lo que no se puede cerrar la cocina de el Neveral», recalcan desde el sindicato que, además, matizan que los enfermos de este centro sanitario se les está tratando como pacientes de segunda en el tema de la alimentación.  «Estamos en total desacuerdo por el servicio implantado tanto por la dirección como delegación de salud cuando lo que prima son los intereses económicos a los intereses de calidad hacia el paciente ingresado en el Neveral.  esde UGT, exigimos  la retirada inmediata del servicio de catering, y que se vuelva nuevamente al servicio tradicional de cocina, el cual venía funcionando magníficamente bien y prestando a los pacientes un servicio de calidad contrastada», concluyen.