Publicidad

2017-06-01-PHOTO-00003284JAÉN.- Trabajadores y sindicatos se han manifestado esta mañana bajo el lema “No a la privatización de la Sanidad Pública” en el Hospital Médico-Quirúrgico. Como cada jueves desde hace siete meses se concentran por la sanidad pública y contra el cierre de la cocina del Hospital Doctor Sagaz, decisión tomada unilateralmente por la Delegación Territorial de Sanidad y que consideran una equivocación categórica. En este sentido, CSIF asegura que desde hace varios años se está produciendo un desmantelamiento continuado del Neveral y el cierre de la cocina es otro paso más para la clausura de estas instalaciones. Hay dos plantas cerradas, mientras en el Médico-Quirúrgico mantiene la cama triple todo el año y eso, señalan, debería de ser impensable en la sanidad pública.

2017-06-01-PHOTO-00003286

Además de la falta de utilidad del espacio que hay en el Doctor Sagaz, el cierre de la cocina conlleva la privatización del servicio, debido a que es una empresa privada la que se encarga del traslado de los menús desde el Hospital Neuro-Traumatológico hasta allí, prosiguen. Con respecto al traslado, CSIF ya ha denunciado en diversas ocasiones que es inviable que con el traslado se mantenga la calidad de la comida y, por supuesto, la nula puntualidad en el horario previsto. “Todas las pruebas que se han realizado han sido nefastas en este aspecto. Siempre ha llegado la comida tarde y los enfermos han comido a las dos y media de la tarde, mientras que si la comida se realizase en el mismo centro comerían una hora antes”, ha declarado Eva Clavero, responsable del sector de Sanidad de CSIF Jaén. Además, también se ha manifestado que el aspecto de la comida no es la adecuada. “Los purés y las sopas llegan pastosos y la carne totalmente reseca, creemos que no es la forma de cuidar a los pacientes hospitalizados”, añade Clavero. Para concluir, CSIF lamenta esta situación y mantiene que estará presente defendiendo los derechos de los trabajadores, la sanidad pública y el mantenimiento del Doctor Sagaz.