Publicidad

JAÉN.- El verano amenaza con ser bastante «crudo» climatológicamente hablando. Y es que parece haberse adelantado al menos un mes porque mayo se podría haber incluido, perfectamente, en esta estación. Las temperaturas han sido más altas de lo normal, con una media de 23 grados pero es que en un 75 por ciento de los días las máximas han rebasado los 30 grados. Algunas jornadas superándolos ampliamente. De hecho, varias localidades jiennenses han estado los últimos treinta días en el top 10 de máximas temperaturas en todo el país. Sobre todo Andújar, donde se han llegado a rozar varias jornadas los 40 grados. Las mínimas han sido también bastante altas para esta época. Por ejemplo, la última semana el mercurio no ha bajado de los 15 grados.  Las precipitaciones además han sido bastante escasas, con apenas diez días con lluvia, y que no ha servido para acumular agua ni en el campo ni en los pantanos. Un mes de mayo bastante seco con apenas 15 litros por metro cuadrado acumulado, en gran parte de la provincia. Los embalses de la provincia están ya al 45,69 por ciento de su capacidad sin haber llegado a los meses de mayor sequía por lo que la alarma comienza a generalizarse.