Publicidad

JAÉN-. La Guardia Civil, el pasado 23 de enero, recibió una denuncia en dependencias oficiales, en la localidad de Alcaudete  en la que un vecino de la referida localidad, denunció haber sido víctima de un fraude en una compra por Internet. Se trataba de la compra de una serpiente pitón, la cual había adquirido en una página de compra-venta, realizando el pedido y posterior pago contra reembolso en su domicilio, por importe de 150 euros. El denunciante manifestó que al abrir el envío, comprobó que el reptil, estaba muerto. De las gestiones se hizo cargo el equipo de investigación del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, localizando al vendedor en la localidad de S. Feliu Codines (Barcelona). En las investigaciones, se ha podido comprobar que la empresa que realizó el envío del paquete, no había recibido declaración, de que el envío contenía un animal, declarando la misma empresa, que en caso de tener conocimiento del traslado, no lo habría realizado, al no prestar el servicio de transporte de animales.

De las investigaciones realizadas, se ha tenido conocimiento, que el investigado se dedica a la cría y venta de animales exóticos, los cuales están incluidos en el CITES, por lo que utilizó este tipo de transporte, para que el envío no pudiera ser inspeccionado, al carecer de documentación, siendo conocedor de que la empresa contratada, no disponía del servicio de transporte de animales vivos y realizando el envío en una caja de cartón sin ventilación, lo que causó la muerte del animal por asfixia.