Publicidad

JAÉN.- El polen del olivo se volvió a colocar ayer en el nivel extremo, con 1.430 granos por metro cúbico, después de una semana de encontrarse entre el medio y el alto debido a las lluvias de la semana pasada. La vuelta del tiempo seco y las altas temperaturas han provocado esta nueva subida, aunque ya no ha alcanzado las cifras anteriores cuando se alcanzaron 16.902 granos, lo que se acerca al récord contabilizado en el Complejo Hospitalario de Jaén desde que lleva a cabo estas mediciones en la primavera del 2010, que se encuentra en 19.840 granos del 13 de mayo de 2015. El polen de las gramíneas se ha colocado por primera vez en esta temporada como alto. Estos datos vuelven a demostrar que ya se ha pasado el pico mayor de incidencia de la polinización del olivo de este año, que con respecto a los anteriores ha sido alta y adelantada en casi dos semanas respecto a las fechas habituales.