Publicidad

JAÉN-. Durante tres días de la semana pasada, miércoles, jueves y viernes, la empresa concesionaria de catering ha hecho las pruebas para transportar los menús que se elaboran en el Hospital Neuro-Traumatológico al Doctor Sagaz tras el próximo cierre de la cocina de este último. Tras estar presente durante el emplatado en las bandejas, transporte y degustación de los alimentos en su llegada, CSIF Jaén considera que es inviable el traslado de los menús sin una pérdida de calidad considerable y sin ningún extravío o inconveniente diarios. CSIF siempre ha mostrado su desacuerdo absoluto con la decisión de cerrar la cocina del Neveral, de hecho sigue concentrándose cada jueves en el Hospital Médico-Quirúrgico contra su cierre. Ahora, tras ver de primera mano cómo llegan los alimentos tras su transporte, las bandejas y el deterioro del servicio, vuelve a manifestar su oposición a esta decisión unilateral de la Delegación Territorial de Salud. “Algunas bandejas llegan volcadas, con las tapas caídas y la fruta fuera de sus cuencos. La temperatura no se mantiene adecuada, aunque en algunas ocasiones el termómetro marque que está dentro de los límites, la fruta, ensaladas o yogures no están frescos”, afirma Eva Clavero, responsable del Sector de Sanidad.

Además de la conservación de los alimentos que afecta a la calidad, a la temperatura y al sabor también habría que hacer una adaptación de los menús para que se elaboren con alimentos y recetas que no les afecte tanto el traslado. Por ejemplo, las sopas llegan sin caldo, ya que los fideos lo absorben; los triturados se quedan hechos un bloque, y la carne seca y con mal aspecto. Por lo que desde CSIF observamos que la realización de este tipo de menús para personas con una alimentación especial debido a sus dolencias es totalmente inadecuada para resistir a un traslado manteniendo las cualidades apropiadas.  En otro sentido, CSIF denuncia que, debido al traslado, los ingresados en el Hospital de El Neveral tomarían el almuerzo después de las dos y media de la tarde. La elaboración, emplatado en las bandejas, el transporte y los posibles inconvenientes de tráfico y meteorológicos tienen que ser estudiados y empezar a su elaboración con mucha más antelación.  Por otra parte, CSIF solicita a la Delegación que de marcha atrás al cierre de la cocina, por la pérdida de calidad del servicio, por el bien del ciudadano y por el de la sanidad pública jienense.