Publicidad

JAÉN.- Ha sido la comidilla en la Avenida de Andalucía durante toda la mañana. El feto encontrado en uno de los contenedores de esta calle por agentes de la Policía Nacional, de apenas cuatro meses de gestación y poco más de quinientos gramos, y que han llevado, posteriormente, al hospital de Jaén. Todo ello ha ocurrido cuando una mujer se ha personado en el hospital Médico-Quirúrgico aquejada de un dolor de barriga y los médicos se dieron cuenta que se debía a un aborto que había tenido hace poco, presuntamente, en su domicilio. Se puso en conocimiento de la Policía Nacional que acudió hasta el hospital a hablar con la mujer que reconoció que había tirado el feto a un contenedor de esta calle jiennense. Hasta allí se desplazó una patrulla con agentes que efectivamente encontraron en el feto en su interior. El asombro en el hospital ha sido mayúsculo, por parte de algunos testigos, que, a lo largo de la mañana, hablaban de un neonato, aunque al final se confirmó que era un feto de cuatro meses aún en estado de gestación. Ahora el informe médico dictaminará si este aborto fue espontáneo o provocado para dirimir si hay causas penales o no.