Publicidad

JAÉN.- Agentes de la Policía Nacional han detenido en Jaén a un varón que estaba siendo buscado como presunto autor de cuatro robos con fuerza en el interior de los vehículos y un robo en un domicilio. Para acceder a los automóviles fracturaba sus ventanillas apropiándose de todo lo que se encontraba en su interior, incluidos los diferentes documentos que su propietario tenía. En un domicilio, violentó la cerradura de la puerta de entrada a la vivienda sustrayendo tres candelabros valorados en 500 euros. Todos los robos fueron cometidos en el pasado mes de febrero. La primera denuncia la interpuso un trabajador de una empresa de asistencia y traslado de enfermos, en la que relataba que se había encontrado, la ambulancia que tenía asignada para desempeñar su trabajo, con una de las ventanillas fracturadas, denunciado que se le había sustraído un navegador más los daños causados.

Posteriormente, un ciudadano denunciaba los daños causados por robo en tres vehículos de su propiedad a los que alguien había sustraído documentos de los vehículos, así como mandos a distancia, carcasas de equipos musicales, aparatos de manos libres y 400 euros en metálico. Para acceder a los mismos, el presunto autor había seguido el mismo modus operandi fracturando las ventanillas.
Cinco días más tarde, se cursó denuncia sobre el robo acaecido en una vivienda donde se sustrajeron tres candelabros valorados en 500 euros. El presunto autor había violentado la cerradura de la puerta de entrada al domicilio. Los investigadores fueron enlazando la información e indicios que obraban en su poder junto a los informes periciales de los agentes de Policía Científica, identificando plenamente al presunto autor. Se trataba de un hombre conocido por los agentes con más de cuarenta detenciones por hechos similares que fue detenido en las inmediaciones de un templo de la capital.