Publicidad

JAÉN.- El entrenador del Real Jaén comparecía esta mañana ante los medios de comunicación para ofrecer sus impresiones en los días posteriores a la derrota frente al Extremadura y antes de viajar hasta Villanueva de la Serena para enfrentarse al CF Villanovense. José Manuel Barla reconocía que desgraciadamente “ilusión ya hay poca. Está claro que somos profesionales y tenemos una afición que está jodida, tenemos un club al que representamos y tenemos que competir y dar la cara hasta el final. La situación no es la que quisiéramos y como profesionales y como profesionales tenemos que estar hasta el final”. A título personal, el técnico gaditano admite sentirse “decepcionado, jodido, triste y todos los adjetivos negativos que puedas poner. Hay que pensar ya en el futuro y esperar que el Real Jaén recupere, como mínimo, la categoría perdida este año”.

Por delante dos jornadas para culminar el torneo liguero, dos fechas en las que José Manuel Barla asegura que el equipo jiennense va a guardar “el máximo respeto al escudo que llevamos y a la afición que tiene un gran disgusto. Con eso debe servir para motivarse, aparte de que somos profesionales y lo tenemos que demostrar. Si hay algo positivo que me llevo de este tiempo es que el grupo ha demostrado que van a muerte y lo dan todo. A veces sale bien y otras no sale tan bien”.

El domingo a partir de las 19:00 horas, el rival de los blancos será el CF Villanovense. El cuadro serón se encuentra actualmente en la lucha por los puestos de playoff de ascenso. Los jiennenses aún no han logrado sumar un triunfo lejos de La Victoria. Con esta situación de cara para el partido del domingo, el entrenador blanco manifiesta que “siendo sinceros, en cualquier situación hubiéramos sido carne de cañón, sin haber ganado fuera de casa y visitando al Villanovense. Añadido a nuestra situación, los grandes favoritos son ellos. Hay muchos partidos en los que se dan sorpresas. Vamos a ir a competir, a darlo todo y después del partido se verá el resultado. Sabemos que hay una competición y que hay equipos pendientes. Lo que no nos gustaría que nos hicieran a nosotros, no lo vamos a hacer nosotros. Vamos a ir a buscar la victoria. Lo que pase al final será porque lo merezca el Villanovense, no por lo que le regalemos nosotros”.

La introducción de algunos cambios en el once titular para esta jornada “es una posibilidad pero por respeto a los jugadores, no le he dicho nada a ninguno, creo que ellos deben ser los primeros en saberlo. Ahora mismo no hay nada decidido. Lo que tengo claro es que los que salgan, sea quien sea, va a ser un equipo competitivo y con opciones reales de plantarle cara al Villanovense”, señalaba José Manuel Barla. Tratando de hacer balance de la temporada, el técnico gaditano indicaba que la inestabilidad institucional de anteriores meses “es uno de los factores que ha influido. Cuando en un equipo la prioridad no es pensar en quien te vas a enfrentar el domingo, cómo vamos a jugar o qué tenemos que hacer, sino que es cualquier otra cosa lo que tenemos en la cabeza, está claro que ese factor es uno de los más importantes para que el destino nos haya castigado con el descenso”.

Consultado sobre su futuro y la posibilidad de permanecer en la estructura deportiva de la entidad, Barla afirmaba que “la preocupación era terminar la temporada. Desgraciadamente el tema deportivo está claro. Supongo que a partir de ahora irá perfilando los puestos deportivos de cara al año que viene. En estos días supongo me comentarán lo que tengan en mente. Ellos me han transmitido su confianza y tengo que agradecérselo. Seguir sería una posibilidad, sería cuestión de hablarlo y verlo. El Real Jaén, esté en la categoría que esté, es un club histórico y a cualquier entrenador le haría ilusión entrenar aquí”.

Por último, José Manuel Barla también se ha referido a las opciones que pudieran existir de que el equipo blanco permaneciese en Segunda División con un hipotético descenso del Córdoba CF, aunque el Reglamento de la RFEF imposibilita tal extremo. Sobre este aspecto, el entrenador del Real Jaén argumentaba que “después de la desilusión es lógico que la gente se agarre a cualquier luz al final del túnel. En esa opción, tenemos pocas o ningunas opciones de mantenernos. Si hubiese algún descenso administrativo, quizás hubiese alguna. Pero por el tema del Córdoba, por ahí tenemos que ser realistas y ahora mismo estamos en Tercera”.