Publicidad

JAÉN-. Estamos en primavera y se nota, sobre todo, por los vaivenes de las temperaturas máximas, que en una semana pueden llegar a subir y bajar casi 20 grados de manera acumulada. Desde los 21 grados que marcó el mercurio el pasado lunes, se subirán a los 31 del jueves, según la Agencia Estatal de Meteorología, para volver a bajar, bruscamente, a 21 de máxima el sábado. Es decir, unos cambios propiciados por la entrada de continuos frentes que provocan estas variaciones tan llamativas. Eso sí poco rastro de lluvias que podrían dejar algunas precipitaciones, la madrugada del jueves al viernes, y poco más. Las mínimas sí que se mantienen más o menos estables ya que el mercurio oscilará poco entre los 10 a 13 grados. A partir del domingo, vuelve a remonta el termómetro diurno, llega de nuevo mucho calor, ya que se prevé, que las máximas, rocen de nuevo los 30 grados.