Publicidad

FEZZOU.-José Luis Carrasco y la duodécima edición de la Gaes Titan Desert by Garmin parecen haber hecho las paces. El quiero y no puedo ha quedado atrás y ha dejado paso a las buenas sensaciones tal y como relataba el corredor del Naviera Armas en esta aventura. “Me he encontrado muy bien con unas sensaciones muy buenas desde el inicio”. Carrasco cruzaba la línea de meta en cuarta posición en la que ha sido, según informa la organización, “la etapa más rápida disputada hasta la fecha con una media para el vencedor de más de 31 km/h”. El ganador de la etapa ha sido Ondrej Fojtik, con un tiempo de 03:20:56. El jienense terminaba 01:25 más tarde. El alto ritmo al que han rodado hoy los corredores tiene aún más mérito si se tiene en cuenta que esta cuarta etapa es el primer sector de la etapa maratóny los biker han tenido que cargar con todo lo necesario para esta y la siguiente jornada ya que en meta no cuentan con asistencia y duermen en una carpa común, por lo que, entre otras cosas han tenido que cargar con sus sacos de dormir.

Carrasco cerrando el grupo en la 4ª etapa de la Titan Desert. Foto: ©TitanDesert
Carrasco cerrando el grupo en la 4ª etapa de la Titan Desert. Foto: ©TitanDesert

Sin nada que perder y mucho que ganar el corredor del Naviera Armas en el desierto salía  en esta cuarta etapa a jugársela desde lejos. Además, el cambio de escenario, sin dunas y con grandes planicies de terreno más compacto, favorecían al jienense. Tras sucesivos ataques se formaba en cabeza de carrera un grupocompuesto por José Luis Carrasco, José Silva, Jesús del Nero, Oriol Colomé y el tándem formado por los medallistas paralímpicos Joan Font e Ignacio Ávila.

El grupo rodaba unido en cabeza hasta superado el último avituallamiento. Atrás el grupo del líder se movía. El conjunto del Tomàs Bellés daba señales de debilidad y lo aprovechaba Josep Betalu que llegaba al grupo de Carrasco junto con Fojtik e Ignacio Ariel Gili. Con esta situación de carrera, el primer grupo llegaba a una zona fesh fesh –terreno arenoso blando- el checo arrancaba y conseguía abrir un hueco respecto a sus compañeros que le daba la victoria de etapa. Carrasco se mostraba “contento especialmente por haber recuperado las buenas sensaciones” aunque también “con un poco de sabor agridulce porque hoy ha estado muy cerca el conseguir ganar la etapa”. El biker de Jaén no pierde la esperanza y “en estos dos días espero mantener el nivel y volver a tener una oportunidad”. La siguiente jornada es el segundo sector de la etapa maratón con 143 kilómetros y 1.288 metros de desnivel positivo.