Publicidad

JAÉN.-  Como en «Amanece que no es poco», la conocidísima película de José Luis Cuerda, todos han ganado en las elecciones a la presidencia del PP en Jaén. Los reformistas del alcalde de Porcuna Miguel Moreno, porque han ganado las primarias que no le van a servir de nada. Los oficialistas del alcalde de  Santisteban del Puerto, Juan Diego Requena, porque aun habiendo perdido en el sistema electoral de los populares quienes mandan son los electores que irán al Congreso de mayo y ahí tienen mayoría. Y quien ha perdido ha sido el PP que se ha partido por la mitad. Después de una campaña donde la «faca» ha sido una de las «armas» preferidas, el partido queda tocado. Anoche durante el recuerdo, se escucharon gruesas palabras entre unos y otros. Los bandos están claros. Las grandes ciudades como Jaén, Linares, Bailén o Baeza son propiedad oficialista del candidato Requena, impuesto por Fernández de Moya, el secretario de Estado y ex alcalde de Jaén. Él maneja y él decide. Moreno triunfa en los pueblos. Ese ha sido su lema de siempre. Provincia frente a capitalismo. Pero claro, como las grandes ciudades mandan, suya será por eso motivo la derrota. Y luego ocurre como en La Carolina. Que Moreno gana pero los 52 compromisarios se los lleva el sector de Requena. Paradojas de la vida. El problema que quería evitar la direccion andaluza del PP se produjo anoche con heridas de difícil cicatrización. Como que eran casi las dos de la mañana y aun no había datos oficiales porque había cuatro municipios que no querían enviar sus resultados.

En definitiva, Moreno y Requena fueron proclamados los candidatos oficiales a la presidencia provincial del PP de Jaén de cara al XII Congreso del partido que tendrá lugar el 21 de mayo. El primero se ha impuesto en número de votos, mientras que el segundo ha logrado más compromisarios. El presidente de la Comisión Organizadora del XII Congreso Provincial del PP de Jaén (COC), Javier Calvente publicaba al filo de las dos de la madrugada los resultados obtenidos en la jornada de votación a la que estaban llamados todos los afiliados jiennenses y donde ha habido una participación de 5.177 votos. Finalmente serán dos los candidatos oficiales los que se presenten el próximo 21 de mayo para presidir el partido al no haber obtenido ninguno de ellos una diferencia de 15 puntos sobre el otro

El primer edil de Porcuna ha logrado el 55,93 por ciento de los votos (2.896 votos de los 5.177 emitidos), mientras que el regidor de Santisteban del Puerto ha obtenido el 43,87 por ciento (2.271 votos). Ninguno de los dos candidatos ha logrado más del 50 por ciento de los votos con una diferencia de más de 15 puntos al otro, por lo que la votación defenitiva para elegir al próximo presidente provincial del PP de Jaén tendrá lugar en el referido cónclave por parte de los 900 compromisarios.

Requena, se ha asegurado en las votaciones efectuadas en el día de hoy en toda la provincia el respaldo de más de 500 compromisarios del total de los que estaban en liza. De este modo y a pesar de no haber vencido en número de votos, ha subrayado que “en tan sólo tres semanas, hemos conseguido un apoyo enorme de los afiliados”. Ha insistido en que “nos enfrentábamos a una candidatura que se fraguó hace dos años ‘en contra de’ y que se ha dedicado desde hace meses a desprestigiar al Partido Popular en la provincia”. Por eso, ha valorado “el enorme caudal positivo de confianza que hemos recibido y que nos permite encarar la segunda vuelta del décimo segundo Congreso Provincial del PP jiennense con todas las garantías”.

 

Juan Diego Requena ha destacado “la incontestable victoria que hemos cosechado en la capital”. De hecho, los 97 compromisarios que se elegían en el día de hoy en la ciudad Jaén se han decantado del lado de Requena, “con un resultado apabullante y más de 30 puntos de diferencia”. “Lo de hoy es un gran ejemplo de que en nuestro partido, el Partido Popular, sí hay democracia. No es ningún problema que los afiliados prefieran que sean los compromisarios quienes decidan el próximo 21 de mayo puesto que nunca le he tenido miedo a las urnas”.