Publicidad

JAÉN.- Sorpresa y desagradable la que se han encontrado esta mañana varios jiennenses cuando han ido a coger sus coches. Y es que los espejos retrovisores de varios coches habían sido reventados de cuajo al comienzo de la Avenida de Andalucía, por detrás del edificio de la Junta de Andalucía. Un recorrido de violencia vandálica que llevo a los descerebrados a romper casi todos los estos espejos de los coches aparcados desde la discoteca Kharma hasta la plaza Donantes de Sangre durante esta madrugada. La decepción era notable entre los vecinos de la zona ante esta situación y de rabia por no saber quiénes han sido y la dificultad de poder localizarlos.