Publicidad

JAÉN.-  Agentes de la Policía Nacional han detenido en Córdoba a un hombre que estaba siendo buscado como presunto autor de seis robos con fuerza acaecidos en Linares en el pasado mes de diciembre. El arrestado fue identificado por agentes de la capital cordobesa que levantó sus sospechas al encontrarse merodeando entre varios vehículos estacionados. En el momento de su identificación aportó a los agentes datos falsos. El detenido había llegado a la ciudad de Linares en compañía de un amigo, con la finalidad de buscar trabajo en la recolección de la aceituna. Lejos de ese objetivo, los días de estancia en la ciudad, presuntamente fueron para cometer seis robos con fuerza, concretamente en tres locales comerciales y tres viviendas, donde en escaso tiempo sustraía todo cuanto pudiera ser vendido en el mercado negro.

El arrestado tenía una especial habilidad para violentar puertas, ventanas y cerraduras. En una misma noche, penetró en un bar que abandonó al ser sorprendido por la alarma del local. Sin dudarlo, presuntamente, forzó la cerradura de la vivienda que se encontraba en la parte superior del establecimiento, entrando en la misma estando sus moradores durmiendo sustrayendo más de 400 euros y numerosos décimos de lotería. Días más tarde forzó la puerta de acceso de una vivienda, supuestamente entró al dormitorio de un matrimonio que se encontraba descansando y sustrajo una cartera que se encontraba en la mesita de noche. Al despertar en la mañana, los propietarios de la vivienda se encontraron que habían pasado la noche con la puerta principal del domicilio abierta.  En el tercer domicilio, el presunto autor fue sorprendido mientras sustraía dinero y diversos enseres.

Los investigadores de la Comisaría de Linares consiguieron identificar al presunto autor de los diferentes robos, siendo buscado por los ambientes de la ciudad con resultado negativo, ya que había abandonado la misma. Cuatro meses más tarde, una patrulla de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Córdoba, atendiendo un requerimiento de la Sala Operativa del 091, le identificó cuando se encontraba merodeando entre varios vehículos que estaban estacionados en la vía pública, dando datos falsos a los agentes. Trasladado a Comisaría se verificó su verdadera identidad, comprobándose que pesaban sobre él tres órdenes de búsqueda y detención emitidas por la Comisaría de Linares.