Publicidad

JAÉN.- La Policía Nacional prosigue 48 después buscando al autor del robo ocurrido en  la parroquia de Cristo Rey que reventó los lampadarios para conseguir las monedas que había en el interior. El párroco señala que también rebuscó en la sacristía pero que lo único que robó fue un portaviático dorado y poco más ya que según cuentan a HoraJaén, por el modus utilizado buscaba dinero «contante y sonante». Las imágenes a las que ha tenido acceso este periódico muestran los grandes destrozos que el ladrón provocó en el templo ya que reventó gran parte del mobiliario dejándolo tirado en el suelo y usando la fuerza para intentar abrir todo lo que pudiera tener valor en su interior. El ladrón, se presupone según las primeras investigaciones, en por la  calle Cristo Rey ya que la puerta estaba abierta porque Cáritas reparte, ese día, ayuda a los que lo necesitan.