Publicidad

JAÉN-.El pasado sábado, 1 de abril, Jaén en Común celebró en la puerta del refugio antiaéreo de la Plaza de Santiago un acto de recuerdo a las víctimas del bombardeo de Jaén en el 80 aniversario de este trágico suceso. El motivo no fue otro que la negativa de la Concejala de Turismo a facilitar las llaves para acceder al mismo, una vez que se había contratado los servicios de una empresa turística, siguiendo instrucciones de la propia Concejalía. Esta decisión, que señalan es errónea e intolerable, se realizó sin ninguna justificación por parte de una concejala a la que JeC “no reconoce competencia ni atribución para gestionar un espacio municipal declarado Lugar de la Memoria Histórica de Andalucía”, en palabras de su portavoz, Manuel Montejo. “Como ella misma ha reconocido, no tiene competencias para gestionar estos espacios, pero se ha asegurado de que este acto no se celebrara, por voluntad propia y por entender que se trata de un espacio turístico, una interpretación insultante cuando estamos hablando de un suceso en el que murieron 157 vecinos y vecinas de Jaén, que no fueron asesinados por su adscripción política sino por residir en nuestra ciudad. Y, ante esto, el Ayuntamiento no es capaz no sólo de recordarlo sino que se encarga de prohibir su recuerdo, eso sí selectivamente. Se trata de una decisión antidemocrática por parte de quien se sitúa como mera gestora cultural”.

Para el grupo municipal de JeC, estos hechos no pueden pasar desapercibidos por parte del alcalde, máximo representante de la ciudad, y que debería ser el primer interesado en conocer los motivos por los que su concejala impide actos públicos de algunos colectivos políticos de la ciudad y permite otros similares, ya que la misma mañana del 1 de abril se celebró en el interior del refugio un acto por parte de la Asociación por la Memoria Histórica sin mayor problema. Con este objetivo, Jaén en Común ha registrado un escrito dirigido al Alcalde de la ciudad, en el que también se le insta a que sea el Ayuntamiento el que organice cada año un acto institucional de conmemoración del bombardeo sobre Jaén “de manera que recuperemos para la memoria colectiva este hecho histórico y significativo de Jaén, las sensaciones y sentimientos de las personas que lo vivieron y para comprender lo que sienten quienes todavía hoy en día viven la infamia de la guerra. Una acción que reivindique la paz y la concordia.” – señala Manuel Montejo.