Publicidad

JAÉN.- El paro vuelve a subir en Jaén en le mes de marzo con 2.772 nuevas personas desempleadas, lo que supone más de un 5 por ciento con respecto al mes anterior. El fin de la campaña de la aceituna vuelve a lastrar estos datos económicos ya que solo el sector agrícola aporta 1.784 nuevos parados, más de un 60 por ciento provienen del campo. Son los coletazos del fin de campaña de aceituna. Como el día de la Marmota cada febrero y marzo se repite la misma historia.  El único dato comparativo positivo sería la interanual donde Jaén baja 8.445 desempleados.

La secretaria provincial de Empleo del PSOE de Jaén, Mercedes Gámez, lamenta una vez más las cifras de paro registradas en la provincia y exige al Gobierno de España que “asuma su responsabilidad, ponga en marcha planes específicos de empleo y cambie el marco de relaciones laborales”.  “La provincia de Jaén no sólo tiene más de 55.000 parados, sino que ha perdido 7.500 afiliados a la Seguridad Social desde que gobierna el PP, un dato que deja en evidencia la desastrosa reforma laboral de la derecha”, denuncia. Gámez reitera además que el empleo que se está creando en el conjunto del país es “un empleo basura, con una precariedad extrema, con alta temporalidad y con unos salarios de miseria”, por lo que advierte que “ésta no es precisamente la salida justa de la crisis que nos habían pregonado”.

El diputado de Unidos Podemos por Jaén, Diego Cañamero, lamenta que un mes más la provincia de Jaén sea la más castigada de España. Mientras que el paro desciende en casi todo el territorio español con un total global de 48.559 desempleados menos, en Jaén aumenta en proporciones desorbitadas con 2.772 desempleados más. Según Diego Cañamero “La situación periférica de la economía jiennense en relación al Estado, es proporcional a la inflación de candidatos llenos de promesas que tiene el PSOE estatal, entre ellas nuestra actual presidenta de Andalucía Susana Díaz, cuyas políticas también frenan el crecimiento; y en el Partido Popular de la provincia de Jaén, otros tres candidatos preñados de ideas. Más de lo mismo. Promesas y promesas para una provincia que no les importa nada”. “El motivo de que esta provincia registre datos tan alarmantes es por causa de la falta de tejido productivo y la estacionalidad del empleo que básicamente basa su economía en la campaña de la aceituna” señala el diputado de Unidos Podemos y añade que “estos datos son escalofriantes ya que perpetúa aún más la desigualdad y el desempleo en la provincia de Jaén”.

El senador del PP por Jaén Gabino Puche ha valorado los datos del paro en la provincia jiennense donde hay total  55.475 desempleados. «Estos datos son demoledores para la provincia jiennense que necesitaría que la Junta de Andalucía se pusiera manos a la obra y llevara a cabo políticas activas de empleo para que Jaén saliese de esta situación y no depender únicamente de las campañas de la aceituna”. Sin embargo, ha manifestado el senador, “Susana Díaz se ha despreocupado totalmente de esta tierra y de Andalucía”, donde el paro ha descendido únicamente 0,97%, “una cifra más que insuficiente ya que sigue habiendo 886.166 andaluces en las listas del paro”.   Del total de parados de la provincia de Jaén, 32.308 son mujeres, “un dato totalmente desgarrador y que pone de manifiesto que la Junta de Andalucía no es abanderada de la igualdad como nos quieren hacer creer”, ha apuntado el dirigente popular. “Hoy ha quedado demostrado que el gobierno socialista de Susana Díaz tiene mucho que hacer en pro del empleo y en pro de la igualdad para que nuestra comunidad autónoma deje de ser un territorio de tercera”, ha apuntado.

Desde UGT Jaén requieren que la temporalidad y la precariedad que vienen caracterizando al mercado laboral jiennense son incompatibles con cualquier tipo de proyecto de creación de un Jaén de futuro socialmente cohesionado. Las particularidades de la economía jiennense hacen que el peso del consumo interno en el territorio sea mayor que en otras provincias. Por ello, la reactivación económica pasa por un incremento salarial superior a la inflación que eleve el poder adquisitivo de los trabajadores.  La formación tiene que volver a ser uno de los principales valores añadidos del mercado laboral y, señalan, que es imprescindible volver a poner en valor la negociación colectiva. «Hay que recuperar todas las mesas de negociación que la crisis y la Reforma Laboral se han ocupado de bloquear porque, además, ésta es la única forma de recuperar los niveles de igualdad de oportunidades», concluyen.

Joaquín Álvarez, presidente provincial de CSIF Jaén, reclama un pacto urgente por el empleo de calidad y estable que analice y estudie medidas para reformar el tejido productivo de la provincia y se apueste decididamente por la industrialización e inversión pública. Además, Álvarez añade que no podemos permanecer impasibles ante un año 2017 que se asemeja por completo al pasado, dependiente absoluto de las campañas agrícolas y con continuos vaivenes en el mercado de trabajo de la provincia. “Empezamos el año con casi 48.000 desempleados en la provincia, tres meses después rozamos los 56.000 y aunque el principal culpable es el fin de la campaña de la aceituna, – señala Álvarez- no podemos pasar por alto que todos los sectores hayan visto incrementado el número de parados. No podemos culpabilizar a la estacionalidad cuando de forma generalizada se registra una disminución de empleos en todos los sectores”. Asimismo, afirma Álvarez que esto debe cortarse de raíz, potenciar áreas como la industria y el turismo y dar la primera oportunidad a los desempleados que buscan su primer empleo.

La Secretaria de Empleo de CCOO de Jaén, Sara García Cobo, se ha referido a los datos del paro registrado y a las afiliaciones a la Seguridad Social del mes de marzo, como un “mes negro” para los trabajadores y trabajadoras de la provincia. Las cifras siguen reflejando la precariedad laboral y el abandono por parte de las administraciones en la que se encuentra inmersa desde hace muchos años la provincia de Jaén.