Publicidad

JAÉN.- El concejal de Hacienda, Manuel Bonilla, ha presidido la comisión de Hacienda en la que se ha aprobado la propuesta que se llevará a un Pleno extraordinario el próximo miércoles “para acogernos a la ampliación del período de 3 años de carencia y de amortización de todos los préstamos formalizados con cargo a los planes de pago a proveedores y el Fondo de Ordenación hasta 2016 en los términos establecidos en la resolución de 29 de marzo de la Secretaría General de Financiación Autonómica y Local”. Bonilla ha explicado que, una vez más, el Gobierno de Mariano Rajoy y el Ministerio de Hacienda “ponen encima de la mesa medidas efectivas que ayudan a los ayuntamientos en situación de riesgo financiero”.

“Este periodo de carencia de 3 años para todos los vencimientos de los préstamos vinculados al fondo de ordenación y a todo el mecanismo de los planes de pago a proveedores, en el caso del Ayuntamiento de Jaén, totaliza un capital pendiente de algo más de 334 millones de euros, que a partir de ahora tendrán 3 años de carencia y además una ampliación en el periodo de amortización de 3 años más, y en los cuales este Ayuntamiento ganará 75 millones de liquidez” ha explicado.

El edil de Hacienda ha subrayado que esta medida “no es la panacea, pero sí una buena medida que da mucho oxígeno hasta que la comisión de expertos, que en estos momentos trabaja de la mano de la FEMP y del Gobierno de la Nación, llegue a unas conclusiones y ponga así encima de la mesa nuevas medidas para la financiación local en su conjunto y en particular para los ayuntamientos en situación de riesgo financiero como es el caso de Jaén”. Manuel Bonilla se ha mostrado confiado en que la oposición municipal apoye en el próximo Pleno extraordinario esta propuesta  “pues no tiene ninguna lógica que los grupos políticos municipales se opongan a esta medida”. Así aseguró que muchos ayuntamientos de España gobernados por distintas fuerzas políticas “se acogerán a esta medida porque es oxígeno para todos los ayuntamientos, sea cual sea el color político de su gobierno”.

El PSOE, por su parte, denuncia que el PP ha decidido posponer tres años la devolución del capital de los préstamos contraídos con cargo a los planes de pago a proveedores y los fondos de ordenación del Estado a los que se ha acogido en los últimos años.  La viceportavoz socialista en el Consistorio, Mercedes Gámez, señala que esto supone hablar de que el alcalde, Javier Márquez, deja “intactos” a quien le suceda 330 millones de euros en créditos y préstamos, firmados algunos de ellos hace 6 años y de los que apenas se ha devuelto apenas un 10% de la deuda. En concreto, de 357,8 millones de euros en préstamos concertados en su día por el PP se siguen debiendo aún 334,2 millones en capital, sin contar los intereses, lo que demuestra que el PP no ha hecho nada por reducir la deuda.  “Al alcalde, Javier Márquez, se le ha visto el plumero: su estrategia es no hacer nada para solucionar la deuda del Ayuntamiento, dejar pasar el tiempo, que él y el PP salven el pellejo políticamente y que quien asuma la Alcaldía se encuentre de golpe con una deuda aplazada de 330 millones y lo que vaya cayendo en estos dos años que quedan de mandato del PP. Es una soga al cuello del Ayuntamiento”, dice Gámez.