Publicidad

JAÉN.- En la actualidad, es posible encontrar diferentes ayudas a la hora de adquirir un vehículo movido por energías alternativas. Un ejemplo muy claro es el conocido Plan Movea, una medida diseñada por algunos ministerios españoles, entre ellos el de Industria y Energía, con el objetivo de apoyar la compra de automóviles que funcionen con energías alternativas. Del mismo modo, también se tienen en cuenta las infraestructuras de recarga para coches eléctricos, elementos sobre los que recaen diversas barreras de implantación en la actualidad. Así que gracias al plan MOVEA, se apoya económicamente incluir el máximo número de puntos de recarga eléctrica para que puedan acceder todos aquellos usuarios que lo necesiten.

Si estás pensando en vender ahora tu coche tienes la opción de adquirir un vehículo movido por energías alternativas, y un ejemplo son los coches eléctricos, los automóviles híbridos o los vehículos de gas natural comprimido y licuado. En los últimos años la venta de coches eléctricos ha ido en aumento, al recuperar los usuarios una conciencia colectiva, que entienden que los combustibles que derivan del petróleo son altamente dañinos para el medioambiente. Disponer de un coche que utiliza energía alternativa se convierte en una opción ecológica y supone un ahorro considerable a largo plazo.  En cuanto a lo que a tecnología se refiere, está comprobado que la potencia de un motor de coche eléctrico es superior a la de un motor convencional. Además, este tipo de automóviles no requiere de mantenimiento y pueden recargarse en lugares gratuitos que disponen de elementos como paneles solares. Con el plan MOVEA, un particular podrá recibir del gobierno hasta una ayuda de 5.500 euros si este adquiere un vehículo completamente eléctrico, una cantidad que puede verse aumentada si se instala un punto de recarga vinculado al coche. La ayuda también puede aplicarse en automóviles de ocasión que tengan hasta nueve meses de antigüedad.

Todavía queda mucho por hacer para que se consolide de una manera más eficaz la movilidad a partir de este modelo de energías alternativas. Se trata de un sistema que actualmente está en auge y que a medio y largo plazo se terminará aceptando como algo práctico y natural, ya que muchos usuarios han comprobado que, a pesar de que los vehículos movidos por este tipo de energía tienen unos precios más elevados que los coches con motores convencionales, con el tiempo se ve amortizado el gasto realizado en relación con el ahorro que se consigue en mantenimiento y combustible. Este tipo de tecnología es beneficiosa para la sociedad porque reduce los niveles de contaminantes en la atmósfera, la contaminación acústica y el efecto invernadero. Es por todas estas razones por las que las ayudas para la compra de este tipo de automóviles siempre son cómodas, beneficiosas y bien recibidas.