Publicidad

JAÉN.- Cuando leemos u oímos el nombre «Supersubmarina», vivimos una rápida traslación mental y emocional a buena música, un antes y un después en el estilo indie-rock, canciones que se mantienen en la memoria por su frescura y letras que consiguen remover todo el abanico de sentimientos innatos de todo ser humano. Supersubmarina, es hacer referencia al talento y el esfuerzo de uno de los grupos musicalmente más valientes y con más carisma y personalidad del panorama nacional.  Los componentes del grupo han marcado un hito en una generación demostrando que no toda la música en España, responde a cánones previamente establecidos, repetidos mil veces. Cada tema, cada acorde y cada palabra del grupo, tiene la autenticidad y el sello personal e inimitable que les ha llevado ser seguidos, admirados y queridos por un público fiel y entregado.

La banda natural de Baeza (Jaén), que revolucionó el indie-rock hace algunos años, con canciones como «Arena y sal» o «Viento de cara», vivieron un duro golpe en agosto del pasado año. Los integrantes del famoso grupo, sufrieron un accidente de tráfico.  Los cuatro componentes de la banda sufrieron diferentes lesiones de distinta gravedad en cada caso. El vocalista del grupo, José Marín Torres «Chino», sufrió politraumatismo y, tras permanecer ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Neurotraumatológico de Jaén inició su recuperación y, actualmente, como consecuencia del traumatismo craneoencefálico (TCE) sufrido, se encuentra en proceso de rehabilitación integral en la Clínica San Vicente.

En este tipo de patologías, lo importante para obtener resultados óptimos, es la realización de un tratamiento precoz, intensivo y personalizado, en centros especializados en lesiones de daño cerebral adquirido (DCA). El vocalista, ingresó en la Clínica el día 24 de octubre y, desde entonces, se han ido observando, progresivamente, mejorías en su estado. Desde la clínica señalan la gran voluntad y capacidad de sacrificio de José en realizar las terapias y acciones conducentes a su rehabilitación. Del mismo modo, es imprescindible, destacar el apoyo incondicional de su familia y amigos, cuya motivación influye de forma positiva y directa en el proceso rehabilitador en el que se encuentra inmerso el cantante.