Publicidad

foto3_Patricia_MoraJAÉN.- La misión de la Universidad de Jaén en Qubbet el-Hawa (Asuán, Egipto) dirigida por el profesor de Egiptología, el Dr. Alejandro Jiménez Serrano, ha descubierto una estructura intacta donde se enterró al hermano de uno de los más importantes gobernadores egipcios de la Dinastía XII, Sarenput II. El descubrimiento no es sólo importante por la riqueza del enterramiento, sino también porque arroja luz sobre aquellos individuos que vivieron a la sombra del poder, de la que no existía hasta ahora mucha información. Así lo ha dado a conocer el propio investigador junto al Rector de la Universidad de Jaén, Juan Gómez Ortega, en una rueda de prensa en la que ha hecho balance de la novena campaña de trabajos arqueológicos que el grupo que dirige ha realizado en esta necrópolis del 16 de enero al 17 de marzo de este año. Este hallazgo es único porque se han encontrado hasta las últimas ofrendas que se depositaron sobre el pozo que conduce a la cámara funeraria. “Es la primera vez que está constatada la presencia de un enterramiento dentro de un corredor. No lo esperábamos. Cerraron el pozo funerario y dejaron ofrendas cerámicas sobre él. Es la primera vez que se constata este tipo de deposición funeraria completa”, ha explicado Alejandro Jiménez. Dentro de este último espacio había un ajuar que consistía en cerámicas, dos ataúdes de cedro (uno interior y otro exterior), un grupo de maquetas de madera, que representaban barcas funerarias y escenas de la vida cotidiana. La momia, todavía en estudio, estaba cubierta con un cartonaje polícromo con una bella máscara y collares. “Hace prácticamente un siglo que no se encuentra un enteramiento con estas características, con un ajuar tan rico y tan variado”, destacaba el profesor Jiménez.

Las inscripciones en los ataúdes llevan el nombre del difunto, Shemai, seguido del de su madre y su padre, Satethotep y Khema, respectivamente. Este último fue gobernador de Elefantina bajo el reinado de Amenemhat II. Sarenput II, el hermano mayor de Shemai, fue uno de los gobernadores más poderosos de Egipto durante los reinados de Sesostris II y Sesostris III. Aparte de sus deberes como gobernador de Elefantina, también fue general del ejército egipcio, tuvo responsabilidades diplomáticas y fue responsable de varios cultos de varios dioses. Con este descubrimiento de la misión de la Universidad de Jaén en Qubbet el-Hawa, realizado durante la novena campaña de excavaciones en este yacimiento, que ha estado financiada por el Ministerio de Economía y Competitividad (plan I+D+i), se añaden más datos a anteriores descubrimientos de catorce miembros de la familia gobernante de Elefantina durante la Dinastía XII. Tan elevado número de individuos abre una oportunidad única para analizar las condiciones de la vida y la muerte de la clase dirigente de Egipto hace más de 3800 años.

Proyecto más importante en Egipto

Imagen de la tumba localizada en Asuán. FOTO: Patricia Mora
Imagen de la tumba localizada en Asuán. FOTO: Patricia Mora

El Rector de la UJA se ha referido al Proyecto Qubbet el-Hawa como ejemplo de la fuerte apuesta de la Universidad de Jaén en proyectos en el extranjero, señalando la que dotación de 350.000 euros por parte del Ministerio de Economía y Competitividad lo convierten en uno de los más importantes de la rama de Humanidades en España y en el más importante de los proyectos españoles en Egipto y otros países del Mediterráneo. “Las razones para esta apuesta científica por parte de Ministerio son obvias: la potencialidad de uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de Egipto (Qubbet el-Hawa). Ello se ha venido confirmando a lo largo de los últimos siete años, durante los cuales los descubrimientos de la UJA en Egipto han ido in crescendo, no sólo en estética, sino también en importancia histórica, como así lo atestiguan sus diferentes hallazgos”, ha asegurado Juan Gómez.

En este sentido, recordó que además, este año, el Proyecto Qubbet el-Hawa que dirige la Universidad de Jaén ha podido realizar el TAC a cinco momias halladas durante las pasadas campañas de excavación 2015 y 2016. “Por primera vez en la historia, una misión extranjera, en este caso la que dirige la UJA, ha podido aplicar la tecnología TAC a las momias halladas durante sus excavaciones, gracias al convenio firmado el pasado año entre las Universidades de Asuán y Jaén”, declaró Juan Gómez. El equipo multidisciplinar que dirige la Universidad de Jaén ha estado formado por una treintena de investigadores, principalmente pertenecientes a la propia UJA (de áreas como Historia Antigua, Química Inorgánica, Cartografía, Geodésica y Fotogrametría, y del Instituto de Investigación en Arqueología Ibérica), así como de otras universidades como Granada, Autónoma de Madrid, Alcalá de Henares, Londres, Carlos de Praga y Lovaina (Bélgica).