Publicidad

JAÉN.- Más de un centenar de personas participaron, ayer, en un homenaje a un grupo de mujeres de Jaén, organizado por diferentes colectivos feministas de la capital y que recorrieron la ciudad, partiendo desde el barrio de La Magdalena y terminando en la Plaza del Pósito. «A través de esta actividad hemos conseguido reconstruir la memoria colectiva de Jaén, de nuestra sociedad, una memoria colectiva que no puede olvidar incluir a las mujeres», señalaron las organizadoras del evento.  “Siguiendo sus huellas” fue el itinerario homenaje a mujeres que abrieron camino en Jaén. Un nombre que ha dado vida al acto organizado por colectivos feministas  para recordar a mujeres pioneras, luchadoras y solidarias que a través de su empeño abrieron espacios vetados. Rosario Soto, Encarnación Rueda, Amalia López, Pilar Palazón, Rosario Ramírez, Mari Luz Tirado, Concha Caballero, Chari Vicente, Dolores García-Negrete y Josiane Phelix han sido las recordadas.

El acto, finalizó en la Plaza del Pósito con un público entregado, donde se fue señalando una por una a estas mujeres a veces sin nombre u olvidadas, mujeres capaces de apartarse de los espacios que las congelaban en roles estereotipados o las reducían a la esfera doméstica, mujeres cuyos retos, desafíos, tareas, logros, etc, apenas han quedado grabados o guardados en documentos o fueron olvidados y destruidos, minusvalorados, sometidos y vejados e incluso expropiados, señalaron. En el itinerario estuvieron  presentes algunas de estas mujeres, como Pilar Palazón, que fuera concejala del ayuntamiento democrático de la ciudad o Chari Vicente, del sindicato de Salud de Comisiones Obreras. Las ausentes han sido recordadas a través del testimonio de amigos, conocidos o familiares. Las organizadoras han calificado este acto como un éxito rotundo teniendo en cuenta la numerosa asistencia y el gran interés despertado y ya piensan en un segundo itinerario para el año que viene, “Porque sabemos que existieron y existen mujeres que imaginan, que luchan por sus sueños día a día y han dejado y dejan huella, a veces inconscientemente, en su entorno a través de su perseverancia, su valentía y pasión, seguiremos sus pasos abordando esos espacios vinculados a su quehacer cotidiano. Seguiremos sus huellas evocando su legado».