Publicidad

JAÉN-. Hoy es viernes, uno de los días más esperados para el Jaén Paraíso Interior que comienza su participación en la copa de España de fútbol sala. Esta tarde disputará el partido de cuartos de final ante el Peñíscola con la intención de clasificarse para semifinales y repetir la magnífica actuación de hace dos años. Allí en Ciudad Real, donde en 2015 los sueños se hicieron realidad para miles de aficionados amarillos que disfrutaron y gozaron  con este maravilloso deporte. Allí donde se encumbró una plantilla fabulosa que dio el mayor éxito deportivo del conjunto jiennenses y mostró a todo un país el trabajo de la humildad y el buen hacer. Hoy comienza otra aventura distinta pero apasionante con el objetivo de repetir esa gesta de un club modesto que ya se codea con los grandes. Para empezar, ayer, cayó en penaltis uno de los grandes favoritos y actual líder de la liga, el FC Barcelona ante el Gurpea Magna de Navarra. En pie quedó ElPozo, otro de los grandes finalista. Una marea amarilla se espera ya en la ciudad y que animarán por miles a los jugadores jiennneses. Es la primera batalla ganada, la de una afición que por que no, vuelve a soñar.