Publicidad

JAÉN.- El Grupo municipal de Jaén en Común ha criticado que por parte del Ayuntamiento paralicen licencias y se inicien actuaciones para recabar información sobre el yacimiento arqueológico de Marroquíes Bajos cuando se emite un documental en televisión, según ha declarado Manuel Montejo, “mientras que durante años se ha abandonado y se han negado cualquier tipo de propuesta para recuperar y conservar los restos arqueológicos del solar, como por ejemplo la creación del Parque arqueológico. Si el concejal de Urbanismo que impulsó un Plan General de Ordenación Urbana que no contempla ninguna propuesta para la puesta en valor del patrimonio histórico y arqueológico de  Marroquíes bajos, solicita información años después, nos podemos imaginar para qué y a quién sirve al PGOU”.

Jaén en Común ha lamentado que el PP no haya dicho una palabra en años, ni siquiera en las campañas electorales, sobre una de las mayores riquezas patrimoniales de la ciudad, mientras tanto el Ayuntamiento como la Junta de Andalucía abandonaban la zona, sin realizar en ningún momento una apuesta por parte del Ayuntamiento para integrar los resto de Marroquíes Bajos en la ciudad. Ni siquiera la propuesta de Jaén en Común de acondicionar la zona para que pudiera ser visitada y la puesta en marcha del Parque arqueológico fue tenido en cuenta. Ahora, años después, afirma JeC, nos encontramos con un interés fingido, fruto de intentar sacar réditos de cuestiones de actualidad, sin tener claro un modelo de ciudad ni un planteamiento serio sobre lo que necesita Jaén. Para Montejo, “día tras día, y mientras se gobierna en base a las redes sociales, el Alcalde demuestra un enorme desinterés por los problemas y una incapacidad para afrontar el futuro de Jaén, ya que ni siquiera propone soluciones y propuestas reales, más allá de las promesas o las meras poses sin sentido ni planificación, mientras espera alguna solución caída del cielo para su alcaldía.”

Según el grupo municipal de Jaén en Común, un Plan General de Ordenación Urbana de Jaén (PGOU) que insiste en un modelo de ciudad basado en la expansión urbana a toda costa, que no contempla actuaciones fundamentales como un imprescindible vertedero o un pabellón deportivo, ni la conservación del patrimonio, ya que se pretende “ocultar” estos restos bajo el manto de cemento de la Ciudad de la Justicia y miles de viviendas, no solo “no es viable, ni necesario, e hipoteca el futuro, sino que solo sirve a los intereses desmedidos de sectores económicos y empresariales que se alejan de los intereses de Jaén», señala Montejo.